Publicidad

PROVINCIA.- El Hospital Alto Guadalquivir ha comenzado con la actividad en su Aula Hospitalaria, al tiempo que en el resto de los centros educativos se abrían sus puertas. Al igual que en ellos, se han incorporado estrictas medidas de seguridad contra el COVID-19 con objeto de evitar los contagios en los menores ingresados y sus familias, ofreciendo un espacio seguro al alumnado durante su ingreso en el hospital.

Así, por ejemplo, cabe destacar que todo el mobiliario es desinfectado cuando el niño o la niña vuelven a su habitación. Además, se les hace entrega de material de un sólo uso para la realización de sus tareas educativas, siempre que no puedan usar el propio.

Para garantizar la distancia de seguridad, únicamente acceden al Aula de forma simultánea un máximo de dos alumnos, junto al adulto que se encargue de su cuidado durante su estancia en el hospital. El uso de la mascarilla es obligatorio en el Aula, así como el lavado y desinfección de manos con gel hidroalcohólico.

La atención educativa de los menores ingresados en los centros sanitarios es una de las medidas contempladas en el Decreto de Atención Integral al Niño Hospitalizado, que establece el derecho de los menores a recibir una atención adaptada a sus características y necesidades.

Según Mariana Fernández, «el objetivo de estas acciones es paliar los efectos negativos que ocasionan situaciones de enfermedad y hospitalización en el desarrollo y aprendizaje del alumno. Se trata de afianzar la seguridad y autoestima de los pequeños, evitando procesos de angustia y aislamiento. Para conseguir esto, son fundamentales no sólo las actividades educativas, sino también las de carácter lúdico o recreativo. Este curso escolar, además de trabajar la continuidad del proceso educativo de los alumnos/as ponemos especial énfasis en ayudarles en la gestión de sus emociones, que en algunos casos se han visto alteradas por el confinamiento y las restricciones impuestas por la pandemia».

Además, en este curso, los menores tienen a su disposición tablets para que, en caso de aislamiento o cuando sea conveniente, puedan utilizarlas, tanto de manera lúdica como para una posible enseñanza telemática. 

Los menores son atendidos tanto en el Aula Hospitalaria como en su habitación. También se imparte Atención Domiciliaria a aquellos alumnos que, a causa de su enfermedad, no puedan acudir a sus centros educativos durante un largo período de tiempo.

Balance curso 2019-2020

Durante el curso anterior, de forma previa a la pandemia y a la consiguiente suspensión de las clases presenciales, se atendieron desde septiembre hasta marzo a un total de 80 alumnos y alumnas, de los cuales 41 correspondían a Educación Infantil, 25 a Primaria y 14 a la ESO, perteneciente a distintos colegios de Andújar y la comarca.