Publicidad

SUCESOS.- Los cuatro responsables de la cooperativa que gestiona la construcción fallida de un geriátrico en Linares han sido absueltos esta mañana por la Audiencia de Jaén, tras ser juzgados como presuntos autores de un delito societario por administración desleal, hechos por los cuales les fueron reclamados dos años y medio de prisión por el Ministerio Fiscal, en contraste con los siete años y medio que pedía la acusación al considerarse autores de delitos de estafa y apropiación indebida.

La sociedad cooperativa se constituyó en 2003 en Linares y tenían por objetivo la construcción de un complejo asistencial geriátrico. Esta sociedad gestionó el proyecto adquiriendo los terrenos de naturaleza rústica en 2004 por un total de 426.000 euros y se los vendió un año después por 1,08  millones de euros aunque seguía siendo considerado como suelo rústico. Fue en 2008 cuando el consistorio linarense recalificó los terrenos como urbanizables, valorados entonces en 3 millones de euros.

Los 150 cooperativistas desembolsaron una media de 30.000 euros para poder adquirir una plaza en el futuro geriátrico. Todo se torció cuando la Junta puso inconvenientes a la propiedad horizontal, por lo que hasta 40 personas pidieron darse de baja y la devolución de su dinero, lo que fue imposible de devolver, terminando en denuncia. Al ser la misma situación la de los acusados, sin haber cobrado, el siguiente paso es vender el proyecto con el terreno para devolver lo pagado a los cooperativistas.

Esa situación con la Junta por medio, al final, ha llegado a ser beneficiosa para los acusados, ya que se ha dictaminado en juicio que la quiebra técnica de la cooperativa se produjo por las dificultades sobrevenidas a causa de las exigencias de la Junta de Andalucía y en ningún caso fue debido a una actuación apropiatoria imputable o desleal.

Esta sentencia aún no es firme y podría ser recurrida.