Publicidad

PROVINCIA.- La familia del pintor José Luis Verdes de la Riva ha visitado, junto al alcalde de la localidad, Manuel Vallejo, las obras del futuro Museo José Luis Verdes. Ubicado en los bajos del Museo Rafael Zabaleta – Miguel Hernández, el proyecto de obra y museografía cuenta con un presupuesto que supera los 311.000 euros y podría estar en funcionamiento para la primavera de 2021. “Nos gustaría que la inauguración coincidiera con el aniversario del fallecimiento del pintor, el 30 de marzo. Y según todo parece indicar, tal y como se están cumpliendo los plazos, esa fecha coge cada vez más fuerza”, ha explicado el alcalde a la familia del artista.

La nueva pinacoteca formará parte de la geometría del edificio que acoge los museos Rafael Zabaleta y Miguel Hernández, con forma alargada, tres plantas y una plaza exterior en forma de pórtico. En concreto, este museo contempla una gran sala de exposiciones con diferentes habitáculos y tabiques móviles, que acogerá el grueso del programa museográfico; zonas de almacenamiento y muelle de descarga y varios espacios propios del nuevo museo.

El espacio escénico albergará alrededor de un centenar de obras muestra de la evolución de las diferentes etapas artísticas de Verdes, entre las que se encuentran las de titularidad municipal, que el artista donó en vida al Ayuntamiento, otras adquiridas por el Consistorio en los últimos años y unas 30 piezas de la exposición que el pintor llevó al Retiro madrileño en homenaje a Europa, donadas por la familia.

José Luis Verdes de la Riva (1933-2001) siempre estuvo muy vinculado a Quesada donde cosechó mucho cariño, especialmente, por parte de los niños. De hecho, uno de los colegios del municipio lleva su nombre y, anualmente, se celebra un concurso de pintura infantil que este año ha cumplido su cincuenta aniversario.

Por su parte, el alcalde ha hecho hincapié en la deuda que Quesada y los quesadeños tienen con José Luis Verdes. “Un hombre que ha contribuido al desarrollo social de la localidad, que ha donado parte de sus obras y que, en vida, contribuyó a fomentar la evolución cultural y el patrimonio municipal”, ha expuesto. También ha recordado que Verdes es Hijo Adoptivo de Quesada desde 2001.

La familia del pintor se ha mostrado muy satisfecha con la evolución del proyecto e incluso ha aportado algunas ideas, a la vez que ha mostrado su orgullo por el hecho de que la obra de su padre esté junto a la de dos grandes artistas como Rafael Zabaleta y Miguel Hernández.