Publicidad

CULTURA.- Esta noche el Auditorio de la Alameda debería estar acogiendo las pruebas de sonido del concierto de Ara Malikian, programado dentro de Cabaret Festival. Ayer viernes, Pablo López haría ídem. Una decisión de la Junta de Andalucía, tras ser consultada por el Patronato Municipal de Cultura, ha trastocado todos los planes.

Este jueves se hacía pública la noticia de la cancelación, recibido el documento el jueves a primera hora del día, según asegura a Hora Jaén el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Jaén, José Manuel Higueras, al ser preguntado por este asunto.

El hecho que confirma esta decisión es que, según unos parámetros establecidos por la Junta de Andalucía, que analiza los picos producidos en las últimas semanas, delimita las Áreas y Distritos Sanitarios por mayor o menor riesgo. En el caso del Distrito Sanitario de Jaén, que además de la ciudad de Jaén abarca un total de 12 municipios, la Junta dictamina en el documento recibido por el Ayuntamiento que la celebración del concierto suponía un «riesgo alto».

Con el aforo reducido por debajo de la recomendación anticoronavirus a 700 asientos y con 600 entradas vendidas ya para cada espectáculo, el Cabaret Festival echa el telón antes de comenzar las funciones programadas. El motivo de que otros puntos de la ciudad como el Centro Cultural Baños Árabes continúe programando responde al aforo. «Los eventos con hasta 300 personas al aire libre y 200 en espacios cerrados no necesitan de esta supervisión por parte de la Junta», nos explica Higueras. En cuanto a la devolución de las entradas, la promotora lo hará automáticamente a través de la venta online en pocos días.

«No somos médicos ni epidemiólogos, así que si la Junta considera que es de alto riesgo, poco más tenemos que decir al respecto». Como si de un pasaje aislado en el rico verano cultural y musical de la ciudad se tratara, el concejal de Cultura confiesa que el hecho supone un «duro golpe para la ciudad, los comercios, hoteles, bares y restaurantes que hacen caja con estos eventos, que además ponen a Jaén en el mapa con artistas de primera línea». Y añade que una de las consecuencias de la pandemia es que «la cultura está siendo especialmente castigada por las administraciones. Debemos darle una vuelta a todo esto si queremos que la cultura sobreviva a la pandemia, con ayudas desde lo público, ya que la legislación actual hace que la gente programe ‘a pérdidas’ y eso no es viable ni justo».

Durante julio y agosto el flamenco y la música moderna, entre otros géneros, se han hecho hueco en el programa cultural de Jaén. Citas como Consentidos, que trajo a la ciudad a El Kanka, Anni B Sweet y otros artistas conocidos, además de otras propuestas en diferentes puntos de la capital. «Dijimos que este verano haríamos actividades y 11.000 personas han disfrutado de ellas, además de las 5.400 personas que han asistido al cine de verano, entre otras citas culturales», confirma Higueras. «Lo hemos hecho con las medidas anticoronavirus y el resultado ha sido de cero contagios, lo que quiere decir que se pueden hacer actividades lo suficientemente grandes con seguridad, y ahí está la prueba».

A la pregunta de si este hecho significa el fin de los eventos en el Auditorio Municipal de la Alameda, el concejal descarta esa posibilidad. «La cultura en Jaén es segura y necesaria y seguirá ahí, apoyando a artistas locales y a invitados de primera línea. Lucharemos por la ciudad contra viento y marea. Sé que es difícil, porque la capital siempre ha estado castigada, pero la sacaremos del hoyo», concluye.