Publicidad

EMPLEO.- La concejala de Agricultura, Medio Ambiente y Sostenibilidad, María del Carmen Angulo, ha anunciado que, el lunes, se celebran las pruebas para cubrir ocho puestos de trabajo en el Centro Especial de Empleo, seis de ellas, como ha dicho, para personas “con capacidades diferentes”. La edil ha mostrado su satisfacción por la gran acogida de la convocatoria de empleo y se ha mostrado convencida de que, con este paso, el equipo de Gobierno continúa avanzando para frenar, en sus palabras, “la desaparición a la que se había abocado el servicio de jardines en el mandato pasado”.

Angulo ha hecho hincapié en que son 241 solicitudes, de las que el 75% son para personas con capacidades diversas. Al respecto, la responsable municipal ha reafirmado el “compromiso del Ayuntamiento con la integración laboral de las personas con discapacidad”, en paralelo, ha explicado, a “una firme voluntad de frenar en seco el desmantelamiento del Centro Especial de Empleo”. En concreto, para las cinco plazas de operarios de jardines con discapacidad se han presentado 160 solicitudes, nueve para la de monitor de jardinería con discapacidad, 24 para cubrir una excedencia de un monitor de jardinería y 48 solicitudes para el puesto de guarda-conservador. Las pruebas tendrán lugar los próximos 14 y 15 de septiembre en el Recinto de Ferias y Congresos de Jaén (Ifeja) y se trata de pruebas adaptadas a las personas con distintas capacidades.

Las vacantes, ha puntualizado Angulo, estaban pendientes desde hacia diez años. Ello era la causa, por un lado, “de reducir a la mínima expresión el servicio de jardines”, con lo que se dejaba de prestar un servicio clave para los vecinos y vecinas que, además, como ha apuntado, es clave “para inserción laboral de las personas con discapacidad”. “Con esta convocatoria comenzamos a dotar de personal un centro que junto al área de Medio Ambiente y la concesionaria FCC se encarga de nuestras zonas verdes, con lo que suplimos las deficiencias de personal heredadas para prestar un mejor servicio a la gente”, ha valorado.

Condiciones dignas. La responsable municipal ha explicado que, en los ocho años anteriores, en el Centro Especial de Empleo, se han vivido situaciones como las de no cubrir las bajas, por lo que, ha hecho hincapié, “el servicio adolecía de personal”. Por ello, al tiempo que se hace frente a esta carencia y se garantiza el futuro del Centro Especial de Empleo, ha sido preciso, en el primer año de mandato municipal, “un trabajo intenso para mejorar las condiciones de trabajo de los empleados”.

Del mismo modo, ha recordado que instalaciones centrales eran “un vertedero» de neumáticos y coches fuera de uso, bidones de pintura y alquitrán en pilas de diez metros de altura, un espacio lleno de escombros y restos de obras”. Al proceder a su retirada, entre otras acciones, por fin, ha dejado claro, estos hombres y mujeres tienen, “de una vez por todas, un centro de trabajo en condiciones dignas”. También se han acometido otras mejoras, como la de evitar desplazamientos innecesarios a la sede del Centro Especial de Empleo al personal, al que se había dejado sin la posibilidad unas dependencias que se usan como vestuarios en el Parque Juan Pablo II.