Endesa investiga la explosión en la subestación eléctrica de Andújar, punto neurálgico de la provincia

0
169
Transformador afectado por el incendio en la subestación eléctrica de Andújar.
Transformador afectado por el incendio en la subestación eléctrica de Andújar.
Publicidad

JAÉN.- El incendio en la subestación eléctrica de Andújar (Jaén), un punto neurálgico de la red de transporte y distribución eléctrica en la provincia, se localizó en un trasformador de intensidad de una línea de 132 kilovoltios. Ha afectado a uno de los parques de estas instalaciones así como al cuadro de control, por lo que se vieron implicadas también subestaciones anexas como las de Bailén, Úbeda, Linares, Encinarejos, Marmolejo y Martos.

En un comunicado, Endesa ha puesto de relieve el «esfuerzo de los técnicos de la compañía» para recuperar el suministro de los clientes afectados en poblaciones tanto jiennenses como cordobesas, debido a la incidencia registrada a las 23,27 horas de este martes en las citadas instalaciones. «Desde el primer momento, estuvieron maniobrando desde el Centro de Control de la Red de Endesa, a través de los telemandos y sistemas digitales de la red de distribución», ha explicado la empresa, desde la que se ha añadido que se logró restablecer el servicio «en solo cuatro horas».

Según ha precisado, «la subestación Andújar es uno de los puntos neurálgicos de la red de transporte y distribución eléctrica de la provincia de Jaén». Por ello, cuenta con tres parques de transformación: de 220 kilovoltios a 132 con tres transformadores, de 132 a 66 kilovoltios con dos máquinas de transformación, y de 66 a 25 kilovoltios con otros tres transformadores.

Tiene, además, 27 líneas de transporte y distribución. Para alimentar la subestación llegan tres líneas de 220, que gestiona Red Eléctrica de España, y ocho líneas de 132, seis de 66 y diez de 25 kilovoltios que gestiona Endesa.

Desde la madrugada del incendio un equipo de 25 técnicos de la compañía eléctrica se encuentra en la subestación para revisar, normalizar e investigar las causas del incidente que se localizó en el trasformador de intensidad de una de las ocho líneas de 132 kilovoltios de la subestación.

El incendio ocasionado por la incidencia en este transformador de intensidad afectó al parque de 132 y también al cuadro de control, por lo que se vieron afectadas las subestaciones anexas: Bailén, Úbeda, Linares, Encinarejos, Marmolejo y Martos, principalmente.

Gracias a la interconexión de toda la red de Endesa en la provincia y al esfuerzo de los técnicos que estuvieron trabajando se pudo restablecer completamente el suministro a las 3,57 horas a través de las líneas de alta tensión de 66 kilovoltios y media tensión de 25 kilovoltios.

La compañía eléctrica, que ha estado desde el inicio en coordinación con los equipos de Bomberos y del 112, así como con las autoridades de la zona, ha lamentado profundamente la incidencia y ha confirma que no se han registrado daños personales. «Se ha abierto una investigación para conocer el origen de la incidencia y se está trabajando en la reposición del parque de 132 kilovoltios afectado», ha concluido Endesa.