Publicidad

PROVINCIA.- La primera reunión de la Comisión de Género de Seguimiento de Víctimas de Violencia de Género celebrada tras el estado de alarma deja sobre la mesa unos resultados alarmantes.  El Centros Municipal de la Mujer de La Carolina ha recibido 190 consultas, de las que 113 fueron por violencia de género. Esta cifra supone un aumento del 40% de las preguntas sobre este tema, es decir, han pasado del 20,72% al 59,47.

Por otro lado, han sido 71 mujeres víctimas de violencia de género las atendidas presencial y telefónicamente en la Asesoría Jurídica, 22 de ellas, nuevos casos por violencia de género. Asimismo, se ha registrado un incremento de denuncias, de órdenes de protección, y de víctimas de violencia de género venidas de otras ciudades. Además, durante el periodo de estado de alarma, se ha registrado un crecimiento de disoluciones de parejas de hecho, divorcios y de solicitudes de ayudas, tales como bancos de alimentos.

“Los datos son muy preocupantes por lo que hay detrás de ellos. Se ha registrado un aumento de las denuncias, de las órdenes de protección y de las víctimas de violencia de género venidas de otras ciudades. El confinamiento ha hecho mella en muchas relaciones y ha sobredimensionado los problemas en muchas parejas”, afirma la concejala de Igualdad y Diversidad, Carolina Rodríguez.

Los asuntos en los que han sido asesoradas han sido tan diversos como incumplimientos de régimen de visitas, incumplimientos de régimen de vacaciones, traslados a casas de acogida, impagos de pensiones, solicitudes de justicia gratuita, solicitudes de prestaciones de Renta Activa de Inserción (RAI) por violencia de género y solicitudes de teleasistencia móvil para víctimas de violencia de género (de 14 a 29).

“Es desolador. La fase de confinamiento ha generado una situación insostenible en las casas. Los diferentes sectores implicados consideran que el aumento tan significativo se debe a que ya había indicios de violencia de género en los hogares, aunque se ha agravado por el confinamiento. A esto se suma lo que llamamos casos encubiertos, muchos de ellos, agravados por las adicciones o por los problemas económicos derivados de la situación de estado de alarma”, mantiene la concejala.

Ante esta situación, el único camino a seguir es seguir trabajando en la formación de los profesionales que conforman la comisión. De hecho, en septiembre, se elaborará un plan específico de formación para profesionales del centro social, de la Policía local, de los centros educativos y del centro de salud, como agentes claves para poder detectar de manera rápida y eficaz los casos de violencia de género.

De la misma manera, durante la reunión, se puso de manifiesto “la excelente coordinación”, entre las fuerzas de seguridad, el CIM y la Guardia Civil. En este punto, se felicitó al Centro de Información a la Mujer por su respuesta inmediata y eficaz en los casos graves que se han dado durante el estado de alarma.

La comisión está integrada por todo el equipo CIM, la Policía Local, la Guardia Civil, los Servicios Sociales Comunitarios, el Centros de Salud, el sector educativo y trabajadores sociales del Ayuntamiento.