El sector olivarero pedirá mañana, con una caravana de vehículos en la Sierra de Segura, precios justos para el aceite

0
334
Publicidad

JAÉN.-Las tres organizaciones profesionales agrarias ASAJA, COAG y UPA y Cooperativas Agro-Alimentarias han convocado para mañana, 7 de agosto, una caravana de vehículos en la Sierra de Segura.  La caravana, cuya solicitud se registró el 24 de julio en la Subdelegación del Gobierno de Jaén, partirá a las 8:30 horas de las distintas localidades de la Sierra de Segura: Arroyo del Ojanco, Beas de Segura, Benatae, Génave, Hornos, Orcera, Puente de Génave, La Puerta de Segura, Santiago Pontones, Segura de la Sierra, Siles, Torres de Albanchez y Villarrodrigo.

Los vehículos utilizarán las vías de comunicación correspondientes hasta salir a las carreteras A-310, A-317 y N-322 por donde llegarán hasta el punto de encuentro situado en el Polígono La Vicaría de Puente de Génave donde se leerá un manifiesto conjunto a las 11,30, y a las 12,00 horas, los vehículos comenzarán su regreso.

La caravana de vehículos, que circulará próxima al margen derecho de las carreteras, no representará bloqueo de carretera alguno, y en todo momento mantendrá y garantizará las medidas de seguridad y prevención frente a la COVID-19.

Para ello desde la Subdelegación del Gobierno recuerdan que es obligatorio el uso de la mascarilla aunque pueda garantizarse la distancia interpersonal de 1,5 metros y que es una infracción grave la negativa a disolver la manifestación y muy grave reuniones o manifestaciones no comunicadas en infraestructuras en las que se prestan servicios básicos.

La movilización en la Sierra de Segura quedó pendiente a consecuencia del coronavirus, y tiene como principal objetivo el de continuar con la exigencia de unos precios justos para el aceite y, en concreto, la defensa del olivar en pendiente y con altos costes de la comarca, más vulnerable y, por ende, necesitado de apoyos.

De esta forma, y tras la manifestación representativa realizada hace dos semanas en Algeciras, el sector continúa con las movilizaciones que se suceden desde mayo de 2019 con motivo del hundimiento de precios en origen del aceite, acrecentado en zonas como la comarca de Segura. 

Y es que los problemas que llevaron a sacar los tractores a las carreteras persisten, y en muchos casos se han visto agravados por los efectos del COVID-19 en la economía. Este tipo de movilizaciones, condicionadas por la pandemia, que continúa presente entre nosotros, quieren ser una nueva llamada de atención que mueva a la actuación a las autoridades andaluzas, españolas y europeas ante la grave situación que se vive en el olivar.