Publicidad

PROVINCIA.- El presidente de la Diputación Provincial de Jaén, Francisco Reyes, se ha desplazado hoy hasta la localidad de Santiago-Pontones para realizar el primero de los reconocimientos públicos que se quiere hacer a las residencias de mayores de la provincia por el trabajo que se está realizando en la gestión de la pandemia del Covid-19. Así, junto al alcalde de esta localidad de la Sierra de Segura, Pascual González, Reyes ha visitado la residencia municipal de esta población, donde ha entregado una placa de homenaje por “la noble y valiosa labor tanto de su personal como de sus usuarios a lo largo de la pandemia”.

Sobre esta distinción, que se va a conceder a más de 60 residencias de mayores jiennenses, Francisco Reyes explica que “desde la Diputación Provincial queremos rendir un merecido homenaje a un colectivo que sin duda ha sido protagonista en esta pandemia por el sufrimiento que han padecido en distintos territorios de España, aunque esto no coincide con lo acaecido en nuestra provincia”. En esta línea, agrega que “han sido muchos los territorios en los que no se ha tratado lo suficientemente bien a nuestros mayores en las residencias públicas porque supuestamente no se les ha permitido acceder a centros hospitalarios cuando han tenido el Covid-19, y afortunadamente esto no ha sucedido en la provincia de Jaén”.

Por todas las dificultades que han padecido durante estos meses, la Diputación quiere “homenajear a las residencias de mayores de la provincia de Jaén, bien públicas o que desde el ámbito privado gestionan plazas públicas”, un reconocimiento que el presidente de la Administración provincial hace extensivo “a sus trabajadores, a sus usuarios y a los familiares de estos trabajadores y usuarios, porque han sido muchas las residencias jiennenses que no han tenido ni un caso de contagio, y eso no es fruto de la casualidad, sino del trabajo bien hecho y de una labor programada”.

Al respecto, considera que durante los momentos más difíciles de esta crisis “ha quedado de manifiesto la calidad humana y la cercanía de los trabajadores de estos centros como de la comunidad de residentes”, por lo que, como incide el presidente de la Administración provincial, “es oportuno no solo reconocer su profesionalidad, sino también mostrarles nuestra gratitud y cariño por haber aliviado las horas más difíciles de nuestros mayores, un comportamiento fruto de su vocación cercana y de servicio a los demás que con frecuencia ha ido más allá del deber”. Igualmente, traslada “todo el afecto y respeto a los residentes, que son parte de una generación que ha permitido con su trabajo que nuestra provincia pueda mirar decidida al futuro”.

Por todo ello, subraya Reyes, “desde la Diputación creemos que es justo homenajearlos, como vamos a hacer con otros colectivos que han sido protagonistas durante estos meses de pandemia”. Estos reconocimientos se inician hoy en la residencia municipal de Santiago-Pontones, “la más lejana a la capital”, que cuenta con más de una treintena de residentes y en la que “se ha realizado una magnífica labor a la hora de preservar a sus trabajadores y usuarios de este coronavirus que tanto daño nos está haciendo”, concluye el presidente de la Administración provincial.

Durante su visita a esta residencia, el presidente de la Diputación también ha subido a la terraza de este edificio, donde se va a ejecutar un proyecto en el que colaborará la Administración provincial para instalar una serie de placas solares con el fin de dotar al centro de agua caliente térmica a través utilizando esta energía renovable y no contaminante.

Posteriormente, Reyes se ha desplazado hasta la zona en la que se está construyendo un futuro gimnasio municipal en Santiago-Pontones, del que ya están ejecutados la estructura, los cerramientos y la cubierta. Los siguientes pasos serán acometer la redistribución interior, los revestimientos, la carpintería, vidriería y pintado. La Diputación ha aportado 40.000 euros para esta actuación dentro del Plan Provincial de Obras y Servicios.