MOTOR&SPORT | Mercedes Clase A EQ Hybrid, la estrella enchufable

0
162
Publicidad

JAÉN-. La era eléctrica avanza de forma imparable. El Mercedes Clase A EQ Híbrido enchufable es un uno de los exponentes estrella en este segmento que ofrece una autonomía de entre 74-79 kilómetros en modo eléctrico según NEDC y 64-73 según WLTP, estando más cerca de este registro en la realidad. Este híbrido enchufable de tercera generación de Mercedes-Benz está disponible a partir de los 39.350 euros. Equipa una mecánica colocada en posición transversal. Para el cambio de doble embrague 8G-DCT se ha desarrollado una unidad de propulsión híbrida de dimensiones compactas que obedece a los mismos principios técnicos que el componente equivalente en los vehículos con motor en posición longitudinal. Se trata de un motor sincrono de excitación permanente con rotor interior.  El estartor está integrado de forma fija en la carcasa de la unidad de propulsión. En el interior del rotor del motor eléctrico se aloja el embrague húmedo de separación del motor, que opera con bajas pérdidas. La refrigeración del estardor y el motor en función de la demanda permite hacer uso sin ningún problema de la potencia máxima en régimen constante del motor eléctrico.

Mercedes-Benz A-Class Plug-In Hybrid components
Mercedes-Benz A-Class Plug-In Hybrid components

El motor eléctrico desarrolla una potencia de 75 kW ( 102 CV) junto al motor de cuatro cilindros y 1,33 litros que alcanza una potencia conjunta de 160 Kw ( 218 CV) y un par motor total de 450 Nm. Gracias al motor eléctrico EQ Power el clase A Hybrid reacciona de forma especialmente espontánea al acelerar y brinda unas prestaciones espectaculares. Es capaz de acelerar de cero a cien en solo 6,6 segundos y alcázar una velocidad máxima de 235 Km/h. el acumulador eléctrico es una batería de alto voltaje de iones de litio con una capacidad total aproximada de 15,6 kWh, que pude cargarse por conexión a una fuente externa de energía eléctrica, incluso puede hacerlo con corriente alterna como continua. Si se hace con corriente alterna (AC) en 1 hora 45 minutos (carga del 10 al 100% SoC). Si por el contrario se hace con corriente continua (DC), el tiempo de carga es de unos 25 minutos para un incremento del 10 al 80%. Las baterías proceden e Deutsche Accumotive, una filial al cien por cien  de Daimler. La batería de alto voltaje se refrigera por agua y pesa unos 150 Kg.

DISPOSICIÓN DE COMPONENTES.

Su innovador sistema de escape permite una disposición de los componentes muy práctico. El escape no se extiende hasta el extremo trasero del coche, sino que termina en el centro, bajo el piso del vehículo. En consecuencia, el silenciador trasero está integrado en el túnel central. La integración del depósito de combustible en el espacio de montaje del eje libera el  espacio necesario para montar la batería de alto voltaje debajo de los asientos traseros permitiendo un buen espacio en el maletero que no varia en comparación del Clase A convencional. Con la introducción de MBUX (Mercedes- Benz User Experience), los modelos EQ Power se convierten en programas de conducción. Es decir, todos los modelos híbridos enchufables de Mercedes disponen de los nuevos programas de conducción: Electric y Battery Level. Estos programas forman parte del equipamiento de los híbridos compactos como el Clase A EQ. La estrategia de modo de servicio basada en el trayecto, tiene en cuenta, entre otras muchas informaciones, los datos cartográficos, la topografía, las disposiciones en velocidad y el recorrido previsto proponiendo, incluso, un modo de conducción eléctrico en carretera.

En el programa eléctrico se disfruta de sus prestaciones máximas de este tipo de propulsión. El motor de combustión interna se conecta por sí solo si el conductor activa el Kick-down pisando el acelerador a fondo. Además, en el programa eléctrico es posible seleccionar la intensidad de recuperación mediante las levas situadas detrás del volante. Estas permiten seleccionar cinco niveles diferentes de repercusión energética (D auto, D, D y D). A esto se suman los programas de conducción: Confort, ECO y Sport. Con la ayuda de estos modos, el conductor puede priorizar la conducción eléctrica, acentuar el dinamismo mediante la propulsión combinada u otorgar preferencia al motor de combustión, ahorrando autonomía en modo eléctrico. Un importante componente de confort y comodidad es la preclimatizacion antes de arrancar el coche al disponer de un compresor eléctrico para el aire acondicionado que, además, se puede activar cómodamente a través de un smartphone. Mercedes-Benz España, en colaboración con Iberdrola, ofrece de forma fácil y sencilla la instalación del punto de carga en el domicilio de los clientes para los modelos eléctricos e híbridos enchufables del fabricante alemán.

PAQUETE TECNOLOGICO.

Además del amplio abanico tecnológico que ofrece el Clase A EQ Hybrid enchufable cuanta con el sistema de infoentretenmiento MBUX que asiste al conductor en la búsqueda de estaciones de carga con la simplicidad de decir “Hey Mercedes», para buscar estaciones de carga cercanas. Su pantalla en modo tablet preside el salpicadero y aparece toda la información necesaria y de los parámetros del motor eléctrico y el de combustión interna. Sus cámaras permiten controlar el entorno del vehículo y, curiosamente, transmiten imágenes del entorno frontal, lateral y trasero para tener una visión completa de los que rodea cualquier maniobra que se ejecute. No hay un detalle que no esté reflejado y los sistemas de seguridad y control aumentan mucho más la tranquilidad y comodidad en la conducción con un puesto de conducción donde el volante deportivo, los asientos y el pedalier denotan el toque de AMG en este modelo.

ACCION AL VOLANTE.

Jadisa, concesionario Mercedes-Benz cedía a HoraJaén Motor&Sport una unidad del Clase A EQ Híbrido enchufable para realizar una prueba dinámica de esa estrella en todos los sentidos. Lo primero que llama la atención es la terminación AMG que se nota en su diseño exterior con detalles deportivos y en su interior al ponerse al volante y pisar el freno y acelerador con un pedalier racing. Otro apartado a destacar es su enorme pantalla digital que ocupa gran parte del salpicadero y donde se recibe toda la información necesaria de las funciones y funcionamiento de los motores eléctrico y térmico. La disposición de las baterías de iones de litio bajo los asientos traseros le dan un comportamiento neutro al contar con un equilibrado reparto de pesos que se nota en curvas rápidas y lentas donde los sistemas de seguridad y control de tracción unidos a la potencia permanente de que se dispone le hace ser un modelo alegre y divertido en un ambiente cómodo y de muchas estrellas en el confort. En ciudad y con el modo eléctrico, el silencio preside cada movimiento. En carretera, tipo autovia, la seguridad y comodidad le otorgan el título perfecto de viajero incansable. Algo que se transforma cuando la carretera se pone “juguetona” y las curvas presiden el recorrido. Comodidad y deportividad se conjuntan a la perfección para secuestrar el espíritu de Lewis Hamilton, líder del mundial de F1 con Mercedes y emular algunas de sus muchas pole position. Tal vez sea difícil viajar a las estrellas pero con el Mercedes Clase A EQ es posible.