Santuarios vivos de las sierras de Jaén

0
447
Publicidad

JAÉN.- La provincia de Jaén con sus parques naturales y miles de hectáreas de tierras de cultivo, cuenta con un rico patrimonio natural con numerosos ejemplares de árboles que por su tamaño, antigüedad, historia y representatividad son catalogados como singulares.  Auténticas joyas botánicas que hunden sus rices en la historia de los lugares y pueblos.  Ejemplares que atraen la atención de numerosos estudiosos y visitantes ávidos  de las características singulares  que le confieren esa catalogación, bien por  su edad, forma,  dimensiones, localización, valor paisajísticos y por la historias que cuentan  a través del  legado escrito que guardan celosamente. Estos árboles catalogados como singulares cuentan con la protección de las administraciones con lo que queda prohibida su tala o poda drástica, se incluyen en guías para los miles de visitantes y turistas que ven en la provincia de Jaén un auténtico paraíso natural.

Desgraciadamente solo unos pocos han  podido resistir los avatares del tiempo, convirtiéndose  en monumentos naturales, algunos de los cuales están entre los más destacados de Andalucía. Dado su valor histórico, paisajístico, cultural y botánico, la Junta de Andalucía ya en 2014 editó un registro de estos árboles titulado “Árboles y arboledas singulares de la provincia de Jaén”.

Entre los criterios de más peso a la hora de catalogar como singular está la edad del ejemplar, destacando el Quejigo del Amo o del Carbón en Valdepeñas de Jaén con una edad de entre los 500 y 1.000 años considerado monumento atural. En Cabra del Santo Cristo se localiza una encina con más de 400 años. El Acebuche de la Hoya en La Iruela con más de 350 años, El Olivo de Fuentebuena en Beas de Segura  que fue inscrito en el libro delos records Guiness y patrimonio nacional.  En Martos se localiza una plantación con  olivos que superan los 500 años. En la aldea de  Arroyo de los Ríos, termino de Guarromán, se puede encontrar  un eucalipto singular por su grosor, 7 metros  y una altura de 35 metros. Sin embargo no es el  árbol más alto de la provincia, correspondiendo ese honor al pino Galapán, situado el término de Santiago Pontones  y que supera los 40 metros y más de 400 años. En el término de Quesada se encuentra uno de los tejos más viejos de Europa.

En Chiclana de Segura  está La Carrasca de Clotilde que es considerada como árbol singular por la dimensión que alcanza su tronco. Se trata de un ejemplar muy bello que destaca en un claro del olivar. En Santo Tome  se localiza la Carrasca de Medina. En Frailes se encuentra  otra carrasca con más de 5 metros de perímetro. El Chopo de Mata Bejid destaca por su por su altura y  perímetro de su tronco. En Iznatoraf  La Cornicabra de la Cueva del Piñero , así como las cornicabras conocidas en la provincia de Jaén como “cornitas”, localizándose en La Iruela y  Siles.

Desde tiempos inmemoriales el uso del carbón permitió la desaparición de numerosos ejemplares dignos de estar dentro de esa lista de árboles singulares.  Uno de ellos y que por la falta de sensibilidad hacia la naturaleza y la necesidad de conseguir carbón, fue la carrasca de la abuela situada cerca del Puente Romano , entre Chilluevar y la Iruela.  Junto a ella nació otra llamada de la Peña  también conocida como del Toro por parecer dos astas su forma y que con una antigüedad que ronda los 400 años, es un bello ejemplar  que ha sufrido recientemente la fractura de uno de sus patas  por el peso de su enorme copa y las inclemencias del tiempo. Un patrimonio natural que se podría perder definitivamente si la administración y los consistorios de la zona, no abordan la situación en la que se encuentra. Un ejemplar que podría ser singular por las características del mismo, así como por su historia y  localización, junto a una posible calzada romana, cercana al Puente  Romano  que cruza el rio cañamares y de los restos del castillo de Nubla. Sin duda elementos más que suficientes  para  atraer visitantes enamorados del turismo rural y de las singularidades que las sierras y parques de Jaén ofrecen a sus  visitantes