Directores de los colegios de Jaén afirman no poder garantizar un entorno seguro en el comienzo escolar

0
2260
Aula de infantil en un colegio de Andalucía.
Aula de infantil en un colegio de Andalucía.
Publicidad

JAÉN.- Los directores de los centros públicos de Infantil y Primaria y de las residencias escolares de la provincia de Jaén, en representación de los equipos directivos y docentes de los respectivos centros, han afirmado no poder garantizar un entorno escolar seguro para el alumnado ni para los profesores y trabajadores de los centros educativos en el comienzo del curso escolar. Ademas hacen un llamamiento  las autoridades educativas, a los responsables políticos autonómicos y municipales y a las familias del alumnado para comunicarles esta decisión.

Para los responsables educativos se les han atribuido tareas organizativas cuyo principal objetivo es el bienestar y seguridad de toda la comunidad educativa sin facilitarle ni medios técnicos ni profesionales hasta el momento, «con lo que no podemos garantizar este retorno a la docencia presencial de una manera segura», señalan.

Las instrucciones de 6 de julio de 2020 de la Viceconsejería de Educación y Deporte establecen que los centros docentes a través de la Comisión Permanente del Consejo Escolar, que actuará como Comisión específica COVID-19, elaborará un Plan de actuación COVID-19, recayendo la responsabilidad de la elaboración del mencionado plan sobre las direcciones de los centros. En las citadas instrucciones se especifica que se facilitará por la Consejería un protocolo, que sirva de modelo para su confección. «Manifestamos que lo único que hemos recibido como protocolo es un índice totalmente en blanco», subrayan. «En este sentido, las direcciones de los centros no podemos responsabilizarnos del diseño, ni de las medidas sanitarias necesarias para afrontar una pandemia como la que sufrimos, más aún cuando en la redacción de este Plan se nos han dejado solos, ya que según instrucciones de la Dirección General la incorporación del representante o enlace con Salud se incorporará en septiembre, sin apenas tiempo para llevar a cabo la aprobación y divulgación que, de dicho plan se nos obliga según las propias instrucciones. Recordemos que hay que informar a las familias antes del día 10, cuando ya esté aprobado. Quizá las fechas no concuerdan correctamente».

Exigen que la realización de dicho protocolo pormenorizado recaiga sobre personal experto de la Consejería, y que sólo haya que contextualizarlo a cada uno de los centros educativos o, en su defecto, que el protocolo elaborado en cada centro reciba un visado de idoneidad por parte de la Inspección Educativa o de la unidad Prevención de Riesgos Laborales, y de la Secretaría General Técnica. Este visado deberá ser previo a su aprobación por las direcciones escolares y a su traslado a las familias e información al alumnado, tal y como marca la instrucción decimoquinta. «No podemos poner en marcha los centros sin la seguridad sanitaria necesaria. La limpieza y desinfección de los centros es un pilar ineludible, según la OMS, a la hora de proporcionar un entorno escolar seguro y que minimice los riesgos de contagio. No podemos incluir un protocolo de limpieza y desinfección sobre personal y medios que no dependen directamente de nosotros, sino que dependen de la voluntad de cada uno de los Ayuntamientos».

Para ello, demandan a la consejería de Educación para que llegue a un acuerdo con todas las Corporaciones Locales para que estas “certifiquen” la limpieza y desinfección previa a la apertura de los centros. Así como que redacten conjuntamente los protocolos de limpieza y desinfección diarios tanto en horario de mañana durante la presencia del alumnado como en el horario de tarde, con el centro ya vacío debiendo especificar, asimismo, el incremento de personal con el que cada centro va a contar para estas actuaciones y los materiales a usar.

«Los centros educativos debemos conocer con exactitud este plan reforzado antes de abrir sus puertas el 1 de septiembre, para poder garantizar el cumplimiento de las recomendaciones de la Consejería de Salud y Familias, so pena que ante su incumplimiento estemos abriendo las puertas de los centros al posible contagio y a la propagación del virus», indican. De la misma forma, resulta imposible mantener el alumnado siempre en la misma aula. Remarcan que por muy bien que se intente planificar existirán al menos un cambio de aula para el alumnado en Religión/Valores, así como el posible alumnado de refuerzo con programas específicos de NEE en PT y AL. Además, indican que no se han especificado los materiales sanitarios como mascarillas o hidrogeles que habrán en los centros educativos.

«Es imposible organizar un centro educativo cuando a día de hoy, los equipos directivos no tenemos conocimiento de la totalidad de la plantilla asignada a cada uno de nuestros centros. Igualmente no podemos concluir parte de las instrucciones, ya que, no sabemos las unidades finalmente asignadas ni los profesionales con los que podemos contar por lo que no podemos organizar ni desdobles ni aulas o espacios que tenemos que preparar», prosiguen.La mayoría de los centros, al no haberse reducido la ratio, ni contratado al profesorado necesario para realizar agrupaciones más pequeñas y no disponer de espacios en el centro, no pueden asegurar la distancia de seguridad que establecen las autoridades sanitarias. Los directores de centros educativos señalan que quizá ni siquiera se puedan abrir los centros para la atención al público el día 1 de septiembre.