Publicidad

JAÉN.- El Colegio de Enfermería de Jaén propone a la incorporación de una enfermera en el equipo de coordinación Covid anunciado por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía con vistas al próximo curso escolar. En este contexto, el presidente del colectivo, José Francisco Lendínez, recuerda que “el personal docente no posee formación específica en este ámbito, por lo que sólo un profesional sanitario puede garantizar una respuesta rápida y eficaz ante los posibles escenarios que puedan darse relacionados con el coronavirus”, expone. De hecho, la entidad colegial lleva años exigiendo la implantación de la figura de la enfermera escolar para cubrir las necesidades asistenciales, de prevención y promoción de la salud que existen en los centros educativos. “Una reivindicación que cobra más sentido ahora si cabe para conseguir una vuelta a las aulas segura y controlada en el mes de septiembre”, incide Lendínez.

Asimismo, exige a las autoridades que cuenten con el colectivo de enfermeras para preparar los planes de inicio de curso y planes de contingencia y así maximizar el cuidado de la comunidad educativa. “Las enfermeras podemos asesorar y ayudar en el diseño de los protocolos para evitar riesgos para la salud y seguridad de niños, niñas y personal docente. Nuestra formación y la experiencia que ya tenemos con esta enfermedad puede ser clave para prevenir brotes o para cortar de raíz las cadenas de contagios si se produce algún caso en el entorno escolar”, explica.

En este contexto, el Colegio de Enfermería de Jaén recuerda el plan estratégico de enfermería escolar Covid-19 en los centros educativos elaborado por la Asociación Nacional e Internacional de Enfermería en Centros Educativos (Amece), la Asociación Científica Española de Enfermería y Salud Escolar (Aceese), y el Consejo General de Enfermería en el que se recogen pautas y recomendaciones para la reincorporación segura a las aulas. Entre otros puntos, el texto aborda la importancia de desinfectar de las zonas comunes, medidas preventivas en el recreo, comedor y actividades físicas o culturales, desplazamientos en autobús, utilización de los aseos o gimnasios y la entrada y salida del colegio.