Publicidad

ANDALUCÍA.- Ante la revisión de aranceles prevista a mediados de agosto, y la posibilidad de que aumenten para la aceituna hasta el 100% del valor del producto, Cooperativas Agro-alimentarias y ASEMESA han elaborado un manifiesto con el que esperan recabar el apoyo de todos los ayuntamientos y diputaciones relacionadas con este sector y lograr una defensa contundente.

El sector de la aceituna es líder mundial en producción y comercialización, supone un comercio de más de 1.700 millones de euros y, sobre todo, es un cultivo muy importante a nivel social, por el empleo que genera en las zonas productoras, cerca de 1,75 millones de jornales en Andalucía y en torno a 300.000 en Extremadura, a lo que habría que sumar los trabajadores de las 425 plantas entamadoras y 160 envasadoras.

El futuro de este sector, del mantenimiento de las explotaciones y del empleo depende en gran medida del mercado de EEUU, al que se destinan al año más de 100.000 toneladas.

MANIFIESTO

España es el principal productor y exportador de aceituna de mesa del mundo, mercado que genera un comercio valorado en 1.700 millones de euros. La superficie dedicada al cultivo del olivar en España se situó en 2.733.620 hectáreas en 2019, de las que 189.793 hectáreas a la elaboración de aceituna de mesa. Mientras que se ha producido un crecimiento de la superficie de olivar para almazara, la superficie para aceituna de mesa ha descendido en la misma proporción en los últimos 10 años.

El cultivo de olivar de aceituna de mesa en España se encuentra concentrado en dos CC.AA. y en varias provincias. En superficie, Andalucía representa el 84% de la misma, y Extremadura el 14%. Las provincias en las que se concentra la mayor actividad de este sector productivo son: Sevilla, Córdoba, Málaga, Cáceres y Badajoz. El Complejo Agroindustrial asociado a la producción, es de 425 plantas entamadoras en el conjunto
nacional y de 341 entre Andalucía y Extremadura, en concreto 226 y 105 respectivamente. En lo que a envasadoras se refiere, entre ambas CC.AA. suman 160. Solo en la provincia de Sevilla son 56 las que desarrollan esta actividad.

Es ampliamente reconocido que el olivar es uno de los cultivos que más empleos generan por unidad de superficie, lo que le ha dado el apelativo de “cultivo social”, tanto en su fase productiva como industrial.

El número de jornales por hectárea que se emplean en el cultivo del olivar depende del sistema de cultivo empleado, pudiendo generar un empleo de entre 10 y 30 jornales por hectárea. En la campaña 2019-2020 se han registrado, en el sector de la aceituna de mesa, cerca de 1,75 millones de jornales en Andalucía y en torno a 300.000 en Extremadura.

Es un sector que por su evolución ha demostrado ser profesional, dinámico y competitivo, con una gran presencia en los mercados internacionales, en los que apuesta por ofrecer un producto sostenible y diferenciado de los países competidores, generador de valor añadido, de empleo estable y de calidad. Por tanto, de una gran importancia social, económica y ambiental para nuestros pueblos y el medio rural y como no, para la fijación de la población al territorio.

El olivar, supone para muchas poblaciones andaluzas y extremeñas su mayor actividad económica, de ahí la importancia de recibir el apoyo al sostenimiento y desarrollo de dicho Sector. Durante las últimas décadas, el sector ha destinado importantes recursos tanto económicos como humanos para convertirse en líder indiscutible tanto en producción como en comercialización a nivel mundial.

El mercado de EE.UU. ha sido una de nuestras principales apuestas, habiendo logrado destinar a este país anualmente más de 100.000 toneladas de aceituna de mesa. Sin embargo, las políticas proteccionistas de los EE.UU. derivaron, a mediados de 2018, en una aplicación de aranceles del 34,75% sobre la aceituna negra originaria de España.

Por si fuera poco, fruto de un litigio aeronáutico entre una compañía aérea estadounidense, Boeing, y la europea Airbus, la Organización Mundial del Comercio determina que Airbus ha percibido subvenciones que no cumplen con las normas de comercio internacional, es decir, son ilegales, por lo que permite a EE.UU. imponer sanciones económicas contra la UE, que nuevamente se ceban con España. El 18 de octubre de 2019 entran en vigor nuevos aranceles sobre una serie de productos que nada tienen que ver con el sector aeronáutico, entre los que se encuentra en esta ocasión la aceituna verde y semiprocesada de origen español, gravada a partir de entonces con un 25% de arancel.

Al margen de la gran cantidad de recursos que se están destinando para la defensa legal del sector, las exportaciones de aceituna de mesa con origen España han visto reducido su volumen y valor de manera muy importante.

El mercado de EE.UU. resulta un mercado clave para las exportaciones españolas y esta situación está ya provocando la deslocalización de empresas a otros mercados. Se trata de un mercado prioritario para el sector externo a la UE, donde el incremento arancelario está afectando a nuestra posición competitiva frente a terceros países que cuentan con una posición arancelaria más favorable.

Actualmente nos encontramos ante una nueva revisión arancelaria. Cooperativas Agro-alimentarias de España y ASEMESA, temen que el GOBIERNO DE LOS EE.UU. apruebe la imposición de nuevos aranceles a lo largo del mes de agosto, que podrían gravar a la aceituna de mesa con una tasa arancelaria de hasta el 100% del valor del producto; lo que supondría la expulsión definitiva de un mercado que ha llevado años conquistar; con grandes inversiones y recursos.

Para el Sector de la Aceituna de Mesa, la propuesta de ampliar a otras preparaciones y de incrementar los aranceles hasta el 100% para las aceitunas de mesa, verde y negra, comercializadas desde España SUPONDRA SIN NINGUN GENERO DE DUDAS EL ABANDONO DE MILES DE EXPLOTACIONES Y LA PERDIDA DE MILLONES DE JORNALES EN NUESTRA TIERRA.

Por todos estos motivos se propone al Pleno se adopten los siguientes ACUERDOS
Se reclama al GOBIERNO DE ESPAÑA:

• Una regularización de sus ayudas a la compañía Airbus en cumplimiento de las normas de
comercio internacional establecidas por la Organización Mundial del Comercio.

• Una actuación política contundente y eficaz ante la UE; con el fin de que se encuentre una solución negociada al caso del conflicto UE-EEUU del sector de la aviación civil, liberando por actuaciones políticas ajenas al olivar; a un Sector estratégico para la economía, el empleo y la fijación de la población al territorio.

• Intensifique las relaciones bilaterales entre España y EE.UU, tal y como han estado haciendo las administraciones de otros países de la UE.

• Solicite a la UE que se ejecute un plan de represalias contra EE.UU. en caso de que no
prospere la solución negociada, imponiendo aranceles a productos estadounidenses con el fin de facilitar la vuelta a la normalidad de las relaciones comerciales UE-EE.UU.

• Solicite y reivindique de forma clara y activa; con indicadores de cumplimiento ante la UE, el establecimiento de medidas compensatorias al Sector de la Aceituna de Mesa Española en el seno de la UE.