Publicidad

EMPLEO.- La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía impulsa la generación de empleo verde en espacios naturales de la provincia a través del Plan de Gestión Integral (PGI) de Sierra Morena. Solo en una pequeña parte del territorio donde se desarrolla el PGI, en la zona del Parque Natural de Despeñaperros y su entorno, se van a generar este verano 1.400 jornales.

La Consejería lidera un proceso de revolución verde en Andalucía para potenciar el desarrollo económico y el empleo ligado al medio ambiente, al desarrollo sostenible, la lucha contra el cambio climático y la economía circular. “Los cuatro parques naturales de la provincia de Jaén y sus entornos juegan un papel determinante dentro de esta revolución verde por la que estamos trabajando desde la Consejería con la implicación de los sectores productivos. Nuestros espacios naturales son los mejores aliados para este nuevo modelo económico”, señala la delegada territorial Soledad Aranda.

Un ejemplo de esta apuesta por el empleo verde es el Parque Natural de Despeñaperros. A pesar de contar con una pequeña extensión de solo 7.000 hectáreas, cuenta con una gran capacidad de generación de empleo y repercusión socioeconómica en la zona. Así, se combina la actividad con maquinaria y mano de obra altamente cualificada de la biomasa, con la mano de obra artesanal de la pela de corcho o la recogida de resina y aromáticas. Este entorno ofrece, a través del PGI, aprovechamientos de madera, biomasa, caza, resina, liquen, jara, tomillo, romero, corcho, turismo, leña, curruca, setas y acebuchina, que son licitados públicamente para empresas del sector.

La delegada ha conocido las actuaciones de dicho plan en el Parque Natral de Despeñaperros y su entorno. Este verano se van a generar 440 jornales en trabajos de corcho, 720 jornales mediante la valorización del residuo del pinar para la generación de energía eléctrica de forma sostenible y 220 jornales en labores de mejora de hábitats. Durante el recorrido, Soledad Aranda ha podido comprobar el estado de caminos, cortafuegos y puntos de vigilancia de los montes. Asimismo, ha mantenido encuentros con los empresarios colaboradores de estas actividades.

Prevención de riesgos laborales

La delegada ha prestado especial atención a las medidas de prevención de riesgos laborales, además de conocer sobre el terreno los trabajos destinados a la mejora de hábitats y conservación de ecosistemas.

En esta línea, las labores de clareo de pinar permiten la puesta en luz de encinas y alcornoques, que ganan en vigor y tamaño. Además, generan una materia prima muy importante para aserraderos, pelletizadoras, industria del tablero y generación de energía renovable. Los trabajos de saca del corcho tienen aplicación en la industria vitivinícola y crean empleo local durante todo el verano de forma sostenible.

También se ha estudiado el estado de conservación del patrimonio forestal, como casas forestales y embalses, el patrimonio histórico, como es el Castillo de Castro Ferral, o la antigua calzada romana que conforma el sendero de El Empedradillo.