Publicidad

ANDALUCÍA.- El Consejo de Gobierno ha aprobado la declaración de emergencia para el gasto extraordinario de más de 28,8 millones de euros destinados a compra de equipos y dispositivos médicos como respiradores no invasivos, arcos radioquirúrgicos de rayos X, carros de intubación, ecocardiógrafos o equipamientos para exploración respiratoria. Además, se han destinado casi 2,8 millones más a la compra de determinaciones analíticas y material de protección individual como mascarillas (423.000 unidades), batas quirúrgicas y desechables (172.780), guantes de nitrilo (172.780 pares) y equipos de protección individual (391.467 EPI).

El Consejo de Gobierno ha aprobado también el gasto de 76.200 euros para material informático -microordenadores, cámaras web y software para conexión remota- con el fin de garantizar el teletrabajo de los profesionales, y de otros casi 80.000 para servicio de transporte.

Ya en junio, el Consejo de Gobierno aprobó la declaración de emergencia para un gasto extraordinario de más de 119,2 millones de euros destinados a la compra de equipos de protección individual y 15.230 pruebas de determinaciones analíticas para la detección del coronavirus, éstas por un montante de 356.521,89 euros, con destino a los centros asistenciales del Servicio Andaluz de Salud (SAS). En concreto, se han adquirido 35 millones de mascarillas quirúrgicas, cinco millones de mascarillas FFP2, un millón de FFP3, 800.000 hisopos (la varilla de papel que se utiliza para recoger muestras), 150.000 gafas, 600 millones de guantes de nitrilo, cuatro millones de batas desechables, un millón de batas impermeables y 600.000 unidades de solución hidroalcohólica.