Publicidad

JAÉN.- El alcalde de Jaén, Julio Millán, acompañado por el concejal de Cultura y Patrimonio, José Manuel Higueras, ha visitado esta mañana el campo arqueológico en la Parcela C del yacimiento de Marroquíes Bajos, epicentro de la historia de Jaén de los últimos 5.000 años. Se trata de la primera acción de este tipo en la que se involucra el Ayuntamiento de Jaén y supone retomar el trabajo de excavación en la zona casi 20 años después de las últimas intervenciones en la misma.

Julio Millán ha destacado el papel del Patronato y de los 30 voluntarios que en dos turnos trabajarán en esta parcela hasta la primera semana de agosto y ha agradecido la colaboración de empresas y entidades “que han apostado, como el Ayuntamiento, por dar a conocer un importante patrimonio que lo es no solo para la ciudad sino también a nivel nacional”. “Aquí en esta parcela se encuentran 5.000 años de la historia de Jaén, en el barrio más nuevo de la ciudad, el del Bulevar. Sabemos que es un trabajo lento poner en valor este y otros yacimientos pero había que comenzar este trabajo por la importancia de los restos que se recogen como por su importancia para la capital”, ha dicho Millán. El regidor ha recordado que la mejor forma de valorar lo que alberga la ciudad en su subsuelo es hacer partícipe a la ciudadanía en su recuperación y conocimiento, de ahí que sea a través de este campo de voluntariado arqueológico como el Ayuntamiento ha querido dar forma a esta implicación ciudadana. Millán ha recordado que el objetivo es convertir la zona en el germen del que será el futuro parque arqueológico de la capital.

En ese sentido se ha pronunciado el concejal de Patrimonio, José Manuel Higueras, quien ha destacado que el objetivo es que este campo tenga continuidad y además en la parcela se inviertan 50.000 euros más a continuación para hacer nuevas labores encaminadas al fin último del proceso, que es convertir en visitables estos vestigios, con una musealización adecuada. “Es una forma de dotar de un recurso turístico más a la ciudad”, declara. Esta inversión que se acometerá más adelante con cargo al Plan Turístico de Grandes Ciudades está cofinanciada al 50% por el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía.

Los voluntarios, que proceden de distintos puntos de Jaén, Granada, Córdoba e incluso de las Islas Canarias, han centrado sus primeras intervenciones en la excavación de un foso del Calcolítico llamado “foso cero” del poblado de Marroquíes, reexcavando y limpiando la zona, junto a ello se recuperarán unos restos romanos de un pozo y un aljibe únicos en la Península por su acceso doble y una zona de enterramientos de época visigoda que no se excavaron en su día y restos de una vivienda musulmana. Se trata de una parcela de 8.000 metros cuadrados en la que los expertos coinciden en destacar que se concentran los grandes vestigios de la historia de Jaén en los últimos 5.000 años. En la primera jornada de este campo se han recuperado los primeros restos de cerámicas del Calcolítico.

Este campo arqueológico se lleva a cabo gracias a un convenio suscrito por el Colectivo Gentes y la Asociación Cultural Marroquíes Bajos con el Ayuntamiento. Para ello se cuenta además con el apoyo técnico de la Sociedad Municipal de la Vivienda (Somuvisa), así como las empresas Calderón, Sierras de Jaén y La Marquetería.