Publicidad

JAÉN.- El alcalde, Julio Millán, y el concejal de Deportes, Carlos Alberca, han visitado a los 68 alumnos que participan este verano de las Escuelas Deportivas Municipales que acogen las instalaciones municipales de Las Fuentezuelas, una programación que prioriza el deporte y la formación en valores, con predominio de los juegos en la piscina, por ser el entorno más seguro para evitar la propagación del coronavirus. A ello hay que sumar que se trabaja en grupos, de no más de 12 niños, con un monitor por equipo.

A los inscritos en las Escuelas Deportivas de Verano en Las Fuentezuelas hay que sumar los que disfrutan de esta propuesta estival en La Salobreja, que son 54. En total se trata de 122 plazas que, como ha recordado el edil de Deportes, “ha supuesto una oferta que se ha ajustado perfectamente a la demanda, al permitir atender todas las solicitudes recibidas y, de este modo, ayudar a conciliar la vida familiar”. El alcalde ha hecho hincapié , además, en que , después de lo duro que ha sido el confinamiento, especialmente, para los más pequeños de la casa, ha sido acertado poner en marcha esta iniciativa que les permite disfrutar de su tiempo libre. “Quiero destacar la valentía del Patronato de Deportes para llevar a cabo las escuelas de verano, ya que han sido de los primeros en Andalucía. Todo el personal se mostró dispuesto a dar un paso hacia la nueva normalidad que todos deseamos, para permitir la conciliación familiar y lograr que más de 120 niños disfruten del verano, en un entorno maravillo, con la piscina como protagonista”, ha reflexionado Millán, convencido de que se logra que los pequeños tengan la oportunidad de “vivir unas vacaciones como se merecen”.

Por su parte, el concejal de Deportes, Carlos Alberca, que ha calificado de “total éxito” el funcionamiento de las escuelas, que comenzaron la semana pasada, el 1 de julio. “Se ha respondido a la demanda, se ha dado una alternativa de ocio a los niños y niñas, que la ciudad les debía después del confinamiento, y, por supuesto, se ha dado facilidades para conciliar la vida laboral y familiar”, ha dejado claro.

Gracias a esta apuesta del Ayuntamiento, hasta el próximo 31 de julio, 122 niños y niñas, de entre 6 y 14 años, tendrán la oportunidad de aprovechar el tiempo libre con un programa que incluye juegos tradicionales, disfrute en el agua o propuestas culturales, entre otras acciones. El horario establecido es d de 9.00 a 14.00 horas, de lunes a viernes, de tal manera que se acople lo mejor posible a las necesidades laborales de padres y madres. Además, habrá aula matinal, de 8.00 a 9.00 horas y una ludoteca, de 14.00 a 14.30.