Publicidad

EMPLEO.- La subdelegada del Gobierno en Jaén, Catalina Madueño, ha realizado una visita a la sede de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) en Jaén, en la que se ha analizado la evolución de la afiliación, que en los meses de mayo y junio, coincidiendo con las fases de mayor flexibilización en la desescalada y el acceso de la provincia en la nueva normalidad, registra un aumento de unas 5.700 afiliaciones.

Durante la visita, en la que ha estado acompañado por el director del centro, Sixto Cobo Sánchez, se han analizado las principales cifras, que indican que, a fecha 30 de junio, las afiliaciones en la provincia ascienden a 222.726, frente a las 217.051 con las que cerró abril en los distintos regímenes.

Los meses de confinamiento y de paralización de actividades se vieron reflejados en la afiliación media en los distintos regímenes, con 226.608 afiliados de marzo y 217.051 de abril. La flexibilización de las restricciones se ve igualmente reflejada en los datos de afiliación de mayo, que experimentan ya “una recuperación”, como ha indicado la subdelegada. De hecho, en ese mes, los registros indican que había 219.229 afiliados. “La curva en el mes de junio se ha mantenido ascendente, con cifras que rozan los 223.000 afiliados, con un incremento con respecto al mes anterior de 3.497 afiliados. Los datos son alentadores y muestran la recuperación gradual del mercado de trabajo”.

La evolución de los movimientos de trabajadores del régimen general también permite ver esta mejoría, al pasar de 121.039 afiliados medios en el mes de abril a 126.783 en el mes de junio, aunque las cifras todavía distan de las del pasado año, cuando en mayo se alcanzaron 134.758 afiliados al Régimen General de media. Con anterioridad al estado de alarma, febrero cerró con 131.950 afiliados de media a este régimen.

En lo que respecta al colectivo de autónomos, la evolución del movimiento de trabajadores registra un ligero ascenso, al pasar de 40.823 afiliados al Régimen Especial en abril a 41.608 en junio, con datos ligeramente superiores a los de 2019, cuando en junio se alcanzó la cifra de 41.430 afiliados a este régimen. Con anterioridad al estado de alarma, febrero cerró con 41.396 afiliados de media a este régimen.

Aplazamiento del pago de deudas
Por otro lado, como ha indicado Catalina Madueño, también se observa la mejoría del mercado en los datos de aplazamientos de los pagos de deudas a la Seguridad Social. Antes de producirse la crisis sanitaria originada por la pandemia, la entrada mensual de aplazamientos estaba alrededor de 90 solicitudes: “De hecho, fueron 88 en enero, y 80 en febrero. Este ritmo de entrada se mantuvo hasta la primera mitad de marzo, con 45 solicitudes durante la primera quincena de ese mes”, ha explicado la subdelegada.

Tras la declaración del estado de alarma, el Gobierno adoptó medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al Covid-19. En este sentido, se reconoció a las empresas y trabajadores por cuenta propia, que cumplieran las condiciones previstas, un aplazamiento a un tipo de interés reducido del 0,5 por ciento: “Es originó un extraordinario crecimiento en el número de peticiones de aplazamientos”, ha aclarado Catalina Madueño para añadir. “En marzo, fueron 292; en abril subió hasta las 670, que fue donde se alcanzó el pico, mientras que en mayo se registraron 248 y en junio, 138”. El 40 por ciento de las solicitudes presentadas durante los meses de abril, mayo y junio son aplazamientos ocasionados por la emergencia sanitaria y, por lo tanto, “han podido acogerse al interés reducido”.

Por sectores de actividad, la mayoría de la solicitudes se refiere, por este orden, a la hostelería y la restauración; el comercio al por mayor y al por menor, las derivadas de la construcción y del transporte. Los sectores indicados suponen más del 60 por ciento de los aplazamientos solicitados desde el inicio de esta crisis.

Ayudas para autónomos
Asimismo, la prestación extraordinaria de cese en la actividad en la provincia de Jaén le ha sido reconocida a un total 19.346 trabajadores autónomos, la Tesorería ha devuelto los excesos de recaudación del mes de marzo a 15.176 perceptores por un importe total de 2.370.996 euros.

Estas ayudas, como ha destacado la subdelegada, han sido claves para apoyar a un sector “altamente sensible a la crisis como el de los autónomos”, que ahora deben reactivar, en consonancia con otros sectores, la reconstrucción de su actividad empresarial.