Fin a 60 años de autobuses municipales de la empresa Castillo

0
868
Pleno del ayuntamiento de Jaén. FOTO: Peragón
Publicidad

JAÉN.- El pleno del Ayuntamiento de Jaén ha dictaminado, tras más de 60 años sin contrato en vigor, la nulidad definitiva del acuerdo con la empresa Herederos de José Castillo para la prestación del servicio de autobuses urbano de viajeros en la capital. El pleno ha facultado además al alcalde, Julio Millán, para nombrar a los interventores técnicos que acometerán la liquidación con la empresa y a comenzar el procedimiento para la licitación del contrato.

El alcalde de Jaén, Julio Millán, ha comparecido con la teniente de alcalde María Cantos, y el edil de Servicios Públicos y Contratación, Francisco Lechuga, para declarar que hoy es “un día histórico para la ciudad por cuanto se lleva a término la nulidad definitiva de este acuerdo después de más de 60 años de vigencia de un contrato que nunca salió a licitación pública”. “Hemos dado un paso que da aire fresco a la relación del Ayuntamiento con la prestación de los servicios públicos y sobre todo hemos dado normalidad a una situación anómala. No es re recibo que hoy sea noticia que se aborde la nulidad de un acuerdo con una empresa concesionaria en un pleno porque no había contrato de por medio. Esto refleja de dónde veníamos, que es de una situación de anormalidad en la prestación de los servicios en este caso durante 60 años”.

El edil ha señalado que se trata de una decisión “valiente”: “Teníamos dos caminos, o seguir por la vía del conformismo y los intereses particulares y políticos o por la defensa del interés general de los vecinos y vecinas, de nuestros hijos o de las generaciones futuras, que es a lo que ha venido este equipo de Gobierno”. En este sentido ha lanzado un mensaje de optimismo: “cuando la ciudadanía dice que todos los políticos son iguales y que no importa lo que se vote aquí se ha puesto de manifiesto que no es lo mismo, que cuando se produce un cambio de gobierno este paso es muy importante, porque ese cambio es el que ha permitido que hoy se tome una decisión de este tipo”. 

Por su parte, la teniente de alcalde María Cantos ha destacado que este paso “demuestra el compromiso del equipo de Gobierno con la ciudadanía, a la que políticamente se quería someter y condenar al conformismo desde su principal institución, el Ayuntamiento. 

“Este es un gran paso para subsanar una anomalía de 60 años. Cuando comenzamos esta andadura teníamos claro que había que acabar con ese conformismo del Ayuntamiento. Hoy demostramos que cumplimos con la gente. Cumplimos con lo prometido, cumplimos con Jaén y seguimos en este camino”, remarca.

El concejal de Servicios Públicos y Contratación, Francisco Lechuga, ha explicado en pleno que ya se han determinados los funcionarios con nivel correspondiente que procederán a la liquidación con la empresa y que el Ayuntamiento publicará en unos días en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE) el anuncio para la licitación por procedimiento abierto del futuro contrato que tendrá una duración de 10 años, rompiendo así la dinámica existente. Mientras se suceden los plazos de esta licitación el Ayuntamiento formalizará un contrato puente, fórmula que permite la UE, para prestar el servicio temporalmente durante no más de dos años. Lechuga ha explicado que en lugar de hacerlo por procedimiento menor se va a habilitar un procedimiento público a través del anuncio en el Boletín oficial de la Provincia (BOP) para que concurran quienes lo deseen.

“En menos de dos años hemos acometido un proceso transparente y de concurrencia. No hemos venido para no asumir responsabilidades o para mirar a otro lado. Hemos sido valientes y hemos hecho en un solo año lo que en sesenta nadie se atrevió a hacer”, ha destacado, recordando que la situación del Ayuntamiento impide la prestación directa del servicio y remarcando que lo importante es acabar con una anomalía que además ha cosechado un rechazo general de la ciudadanía. El edil ha llamado a la tranquilidad a la población y a quienes realizan su trabajo en la empresa en estos momentos recordando que la empresa por Ley de Contratos no puede dejar de un día para otro el servicio hasta que no se asuma por la vía del contrato-puente. Asimismo ha recordado que el contacto con la empresa Castillo y la información de los pasos que se acometían “ha sido constante”. No obstante, ha enumerado una serie de requerimientos hechos a la empresa para tener acceso a datos sobre viajeros, control del servicio de canceladotas de billetes implantado hace no muchos años o inspección de las líneas y trayectos por parte de los funcionarios municipales a los que reiteradamente se ha negado la empresa o no ha colaborado lo suficiente. Algunas de estas peticiones datan de la época de Gobierno del PP, razón por la cual el edil ha explicado “la valentía del actual gobierno con una situación que se sufría no solo por la ciudadanía sino también por la administración.

De la misma manera, ha lamentado que Adelante Jaén se haya alineado con las derechas para negarse a aprobar la nulidad. “No entendemos cómo pueden estar a favor de que este servicio pueda prestándose en estas condiciones más tiempo, tendrán que explicar a la gente de Jaén por qué han votado no, porque es un error histórico seguir siendo parte del problema en lugar de la solución que pide la gente”. En este sentido ha destacado el papel “ingrato e incómodo” en el que el PP se ha visto en el pleno celebrado hoy “hasta el punto de que han negado los años que han gobernado en Jaén con tal de sacudirse su responsabilidad por haber mirado para otro lado y no servido a los intereses de la gente tanto tiempo”. Con ello, el edil ha hecho referencia a la alusión del concejal popular Javier Carazo, que no ha dudado incluso en convertir a alcaldes de la época franquista (1971) en regidores progresistas y de izquierda para justificar “lo injustificable”.