Publicidad

SUCESOS.- En noviembre de 2019 fue juzgado R.V.H., de 39 años, acusado de abusar sexualmente de su hija de cuatro años durante el tiempo que pasaba con ella en fines de semana alternos debido al régimen de visitas establecido tras la separación. Esta sentencia, que fue recurrida al pedir su nulidad la acusación particular, para que el caso se pudiera volver a juzgar por un tribunal nuevo, dado que había un error en la valoración de la prueba por parte del tribunal, recursos al que se sumó el Ministerio Fiscal.

El TSJA ha confirmado esta sentencia al considerar imposible el respaldo a la nulidad pedida, concluyendo que no queda acreditados los supuestos tocamientos a la menor. Es decir, al no existir «pruebas de cargo suficiente», se procede a absolver al acusado, quedando en libertad sin cargos.