Publicidad

MOTOR & SPORT.- El Grupo FCA ha reforzado el catálogo de uno de sus modelos estrella, con una nueva opción “mild hybrid”. El Fiat 500 Hybrid 2020, protagonista del test realizado por HoraJaén del modelo cedido amablemente por Autos Auringis y cuyo objetivo del fabricante es ofrecer un coche híbrido, con los beneficios que conlleva un coche híbrido pero sin un desembolso económico demasiado elevado.

El Fiat 500 Hybrid es un microhíbrido, un sistema básico que combina un propulsor de gasolina de la familia FireFly de tres cilindros y un litro de cubicaje atmosférico, con un motor de arranque-generador de 3,6 kW (llamado BSG), una red eléctrica de doce voltios y una batería de iones de litio de reducidas dimensiones, que se ubica debajo del asiento del conductor. El Fiat 500 Hybrid ofrece setenta caballos de potencia a seis mil revoluciones y un par máximo de 92 Nm, desde las 3.500 rpm, gestionados a través de una nueva caja de cambios manual de seis velocidades. Ahora bien, el sistema eléctrico no puede mover el coche por sí mismo, como si sucede en un híbrido convencional o enchufable, pero soporta algunas ventajas al conjunto. Por ejemplo, gracias a la energía almacenada en la batería, el motor puede apagarse, cuando se circula por debajo de los 30 Km/h, en lo que sería una especia de función de navegación a vela manual, llamada Sailing.

Sus consumos están por debajo de los 6,5 litros teniendo en cuanta su espíritu y uso ciudadano y con recorridos donde predomina la conducción urbana, con mucho más “callejeo” y densidad de tráfico. La cifra homologada, en ciclo WLTP, es de 5,3 litros por cada cien kilómetros. Fiat ofrece una versión especial, llamada 500 Hybrid Launch Edition con detalles exclusivos como su tapicería con detalles de plástico reciclado y el color Verde Rugiada, así como diferentes inscripciones y logos, en honor a su naturaleza híbrida. Cuenta, además de con esta edición, tres acabados: Pop, Lounge y Star.

TEST DINÁMICO
Con el inicio de la prueba dinámica, lo primero que impacta es la imagen y el diseño de sus líneas, el techo practicable y un interior muy cuidado y de lianas modernas y juveniles que aportan un ambiente que invita a la movilidad dada la comodidad y su amplia dotación tecnológica y de infocomunicacion. Las sensaciones que trasmite el Fiat 500 Hybrid son buenas, sobre todo en ciudad y alrededores del lugar de residencia.

En ese sentido continua siendo un coche extremadamente ágil, que se mueve por las calles con habilidad y facilita enormemente la maniobra de aparcamiento gracias a la función CITY de la dirección, que aumenta la asistencia su motor ofrece un tacto bastante refinado para su arquitectura de tres cilindros cuando se inicia la marcha. Fuera de las ciudades, se resiste un poco más, en términos de consumo y prestaciones, aspecto, este último, el que logra los 167 Km/h y acelera de cero a cien en 13,8 segundos.

Hay que reconocer que el empuje que ofrece la red eléctrica se nota cuando se acelera con fuerza. Su personalidad ciudadana no aporta más capacidad de carga manteniendo los 185 litros para pequeños equipajes y carga. A esto se añade un recorrido urbano por las entrañas de Baeza, Patrimonio de la Humanidad. Ese contraste entre la historia monumental y las nuevas tecnologías del Fiat 500 Hybrid se mezcla con el ambiente de las calles estrechas de la parte más historia de esta localidad de incalculable belleza y valor histórico donde el Fiat 500 Hybrid permitía explorar los rincones más dificultosos donde se puede respirar la historia de Baeza.