Jaén sin ir más lejos, zonas de baño para disfrutar durante el verano

Con la colaboración de la Diputación Provincial de Jaén

0
5558
El charco de la Pringue. FOTO: Tomás Cebrián.
El charco de la Pringue. FOTO: Tomás Cebrián.
Publicidad

TURISMO.- La provincia de Jaén es una paraíso de interior. Con grandes atractivos y cuatro parques naturales, además, de un sinfín de atractivos para disputar de la naturaleza, la provincia cuenta con zonas de baño para poder soportar las altas temperaturas que se registran, fundamentalmente, durante los meses de julio y agosto en los municipios jienenses. En concreto nueve repartidos por toda la provincia aunque se concentran sobre todo en la comarca del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas pero, también, en el Parque Natural de la Sierra de Andújar. Hay, oficialmente, nueve zonas de baño autorizadas en la provincia.

– El Charco del Aceite o, también, conocido como de la Pringue, es, probablemente, una de las zonas de baño más conocidas del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, Reserva de la Biosfera, desde 1.983, con más de doscientas mil hectáreas cuentan de una alta diversidad en fauna y flora, teniendo catalogadas 2.200 especies florísticas, de las cuales 157 son endemismos ibéricos y 35, locales. Se enclava en el área recreativa del mismo nombre siendo un remanso de agua encajado en el mismo cauce del río Guadalquivir.  Esta zona del parque natural dispone de mesas de piedra, asientos de madera y un kiosko-bar para los turistas que se acercan a disfrutar de la naturaleza,  además de una zona para practicar tirolina, relativamente nueva. El paraje es muy frondoso enmarcado por pinares que descienden de las escarpadas laderas rocosas que lo circundan. Además dispone de dos grandes bloques pétreos, encima de uno de ellos, hay un mirador. Según la tradición, el nombre de este paraje se debe a que un burro, cargado con pellejos de aceite, se precipitó por el angosto camino, cayendo en este charco e impregnando toda la superficie de oro líquido.

Se puede llegar a esta zona desde la N-322 tomando la salida de Villanueva del Arzobispo por la A-6202 durante 18 kilómetros o desde el Embalse del Tranco por la misma carretera durante seis kilómetros.

Piscina Natural de Amurjo, en la localidad de Orcera, en plena Sierra de Segura donde los meses de verano las temperaturas alcanzan, también, los 40 grados.

Piscina de Amurjo. FOTO: Tomás Cebrián

Es una antigua piscina natural, acondicionada, con medidas espectaculares, de 85 metros de largo por 19 metros de ancho, y que se encuentra a menos de un kilometro del municipio. Se forma una vez llega al valle el río Orcera, entre los montes Picorzo y Peñalta.

A esta piscina natural se llega desde la N-322 tomando la desviación hacia Segura de la Sierra por la A-317.

El Charco de la Cuna, en el río Borosa, es otro de esos parajes visitados por miles de personas durante el verano jienense, tanto por su espectacular ubicación como por sus refrescantes aguas que provienen de la sierra cazorleña. Muchos turistas incluso se refrescan en esta poza una vez transitan por uno de los senderos más conocidos del Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas ya que se llega a él después de descender desde la laguna de Aguas Negras tras varios kilómetros de recorrido, una vez ya superada la cerrada de Elías, otro de los iconos de este parque natural.

Charco de la Cuna. FOTO: Tomás Cebrián

La zona de aparcamiento más cercana es la piscifactoría. Se llega a esta zona desde la A-4, A-44 o A-32 tomando la desviación por la A-315 hacia Peal de Becerro. Después se toma el desvío por la A-319 que cruza el parque natural hasta Cazorla. De ahí, continúa el camino hasta cruzar el Puerto de las Palomas y llegar hasta la zona de la piscifactoría. También, desde Villanueva del Arzobispo por la H-7048 y coger ya la A-319 hasta la piscifactoría.

– El Puente de las Herrerías, es una zona de baño en pleno río Guadalvquivir en el área recreativa del miso nombre, y en cuyos alrededores existen varios camping y zonas de acompañada. La zona de baño es de río por lo que es recomendable el uso de calzado adecuado a esta zona. Coge el nombre del puente, construido a base de sillares de roca caliza porosa, la toba, que está perfectamente integrado en el paisaje y que protagoniza la famosa leyenda del paso de Isabel La Católica, donde, teóricamente, los soldados de la reina levantaron en una sola noche este puente para que pudiera pasar el séquito real. Por la vertiente derecha se le une el arroyo Maillar, con otro puente de piedra, lo que hace que en años lluviosos el lugar sea un vergel. Hay una frondosa vegetación y numerosos senderos que parten de esta zona.

– La Zona de Acampada Controlada del río Linarejos. Esta piscina natural de Linarejos se encuentra en el interior del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, donde se puede encontrar una estupenda zona recreativa y de baño y de las más accesibles. Cuenta con un área recreativa con mas y sillasatravesado por un arroyo de aguas cristalinas conocido como Linarejos. Desde aquí se puede acceder al cañón que el río Guadalquivir ha labrado en la Cerrada del Utrero o al salto de Linarejos.

– La Peña del Olivar. El área recreativa del Olivar se encuentra en la Sierra de Segura a apenas dos kilómetros de la localidad de Siles. Esta zona cuenta con un jardín botánico y es un punto de partido de numerosas rutas de senderismo por los alrededores. La zona de baño se encuentra justo enfrente del área recreativa, formando pare de un entorno, especialmente frondoso y freso en verano.

Peña del Olivar en Siles. FOTO: Tomás Cebrián

Sus frías aguas resultan un aliviadero en los meses de verano. Esta piscina natural construida junto a la carretera en el arroyo Barranco de los Tejos dispone de fuente, bar con comedor así como bancos y meses para reponer fuerzas y una zona infantil. Su colección botánica con más de cien especies del propio Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas es visita obligada.

Para llegar a esta zona, en la N-322 tomar desviación, dirección Siles, por la A-310 durante 24 kilómetros. Una vez en el municipio comarcaos la JF-7012 durante dos kilómetros en dirección a Las Acebeas.

– La Zona de Acampañada Controlada del Aguascebas. La piscina natural en el río Aguascebas es un área recreativa en Mogón , pedanía de Villacarrillo, conocida, también, por la «Playa de la Sierra». El Aguascebas es uno de esos río caudalosos, a pesar de su corta longitud, y que tan solo unos metros antes de desembocar en aguas del río Guadalquivir remansa en una piscina natural.

Piscina natural de Mogón. FOTO: Tomás Cebrián

Es de grandes dimensiones, tiene forma rectángular y está regulada por una pequeña presa. El agua está bastante fría pues acaba de salir de la sierra y viene de saltar abruptos cortados como el que da origen a cascadas impresionantes como la de la Osera.

A esa zona se llega desde la N-322, en la desviación de Villacarrillo dirección Mogón y Sierra de las Villas, durante nueve kilómetros por la A-6204.

– El río Jándula. En el Parque Natural de la Sierra de Andújar se encuentro el río Jándula, afluente de la margen derecha del río Guadalquivir y que atraviesa Sierra Morena en esta zona de la provincia de Jaén. En la subida desde la localidad de Andújar hasta el Santuario de la Virgen de la Cabeza se alcanza el río Jándula, una tranquila zona que atrae a miles d turistas y visitantes a lo largo del año y que encuentran en los meses de verano un oasis de naturaleza y agua fresca, con amplias zonas de campaña que se complementan con un buen baño.

– El embalse del Rumblar en la conocida como playa del Tamujoso en Baños de la Encina está catalogado como Lugar de Interés Comunitario. Lugar de peregrinación durante el verano de los cientos de bañuscos que se viven o se dan cita en la localidad desde el mes de junio a septiembre y que se encuentran en este área recreativa.

Playa del Tamujoso en Baños de la Encina. FOTO: Tomás Cebrián
Playa del Tamujoso en Baños de la Encina. FOTO: Tomás Cebrián

Este paraje ha sido reforestado con especies de pinos y eucaliptos dotándolo de un importante valor paisajístico. La playa del Tamujoso en el Embalse del Rumblar se encuentra a apenas un kilómetro del municipio y se puede llegar en vehículo al estar asfaltado el camino hasta el área recreativa. El suelo de la playa es de pizarra y se pueden practicar algunas actividades como kayak o piragüismo.