Cultura da luz verde a la obra de emergencia en la cubierta de la Catedral

0
178
Publicidad

JAÉN.- La Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía ha dado luz verde al proyecto de obra de emergencia presentado por el Ministerio de Cultura y Deporte para atajar el problema de pérdida del tejado en diferentes áreas de la cubierta de la Catedral de Jaén. La solicitud tuvo entrada en la Delegación Territorial de la Consejería el 21 de mayo de 2020 y contempla la ejecución de obras de restauración en diferentes pabellones de la cubierta que se prolongarán durante 24 meses, con un ámbito de la actuación sobre 1.950 m² y una inversión prevista de 2.685.413,50 €.

La Comisión Provincial de Patrimonio Histórico ha dictaminado favorablemente respeto a la solicitud, en su sesión del día 2 de julio, al considerar que la intervención es compatible con el régimen de protección aplicable al inmueble y que las actuaciones, materiales y tratamientos proyectados son compatibles y respetuosos con el bien.

Respuesta ágil
“Desde la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico hemos dado una respuesta ágil a la solicitud del Ministerio para que las obras puedan comenzar cuanto antes”, explica el delegado Jesús Estrella.

La Catedral de Jaén fue declarada Monumento histórico-artístico por Decreto de 3 de junio de 1931 (Gaceta de 4 de junio de 1931). Al ser un Bien de Interés Cultural (BIC) precisa la autorización por parte de la Consejería para acometer cualquier tipo de intervención.

En la Catedral de Jaén las bóvedas de las naves y presbiterio se protegen de los agentes atmosféricos por medio de los pabellones de cubierta, como una segunda envolvente. El sistema exterior se compone de grandes pabellones de cubierta a cuatro aguas y una red ortogonal de canalones. La emergencia se presenta por el grave riesgo que origina la presencia de grandes áreas que han perdido el tejado y dejan al descubierto las armaduras de madera. La entrada de agua en las cámaras ha producido diferentes patologías, como pudrición en la madera, humedad en el interior del templo y deterioro de la piedra exterior. El objetivo de esta obra de emergencia es poner fin a las actuaciones iniciadas en 2006, por el rápido avance de las patologías, restituyendo la situación de falta de estanqueidad y deterioro estructural de las cubiertas de madera de la Catedral y eliminando el riesgo ante posibles daños a las personas y al propio BIC.