Publicidad

PROVINCIA.- Los profesionales sanitarios del centro de salud de Mancha Real, del Distrito Sanitario Jaén Sur, han rendido a las profesionales que han atendido a los pacientes vulnerables de la residencia “Magdalena Pulido”, que gestiona la Asociación Provincial Pro-minusválidos Psíquicos de Jaén, Aprompsi, frente al Covid-19.

A la entrega de diplomas y una placa de reconocimiento ha asistido la delegada territorial de Salud y Familias, Trinidad Rus, que ha destacado “la gesta inmensa de estas cuidadoras durante todo este proceso, como en este caso han hecho las profesionales de esta residencia, digna de admiración y respeto, por lo que ha supuesto para ellos superar esta enfermedad junto a personas dependientes, permaneciendo continuamente a su lado”.

La residencia y complejo asistencial «Magdalena Pulido» en Mancha Real, cuenta con 27 residentes y 20 trabajadoras, y atiende a personas gravemente afectadas de problemas psíquicos. Sus instalaciones también albergan un centro de atención temprana y centro de día.

Desde el inicio de la pandemia, el centro ha contado con planes de contingencia para la eventual atención frente a esta enfermedad. Desde ese momento se sigue cada uno de los pacientes por parte de su médica de familia y por la enfermera gestora de casos, visitándose diariamente y prestando atención telefónica 24 horas al día.

“Durante el proceso de recuperación de varios afectados, con la complejidad de atención de los pacientes y frente a lo grave de la situación, estas profesionales han respondido con una entrega digna de un reconocimiento extraordinario, cuidando y vigilando por su salud, comodidad y seguridad”, ha incidido Rus. De este modo, se pone en valor la importancia de estos cuidados, “aisladas de sus familias, ya que han contado con alojamiento en el albergue municipal durante un mes”, ha señalado.