Juicio el 2 de julio a un hombre por maltratar y dejar en silla de ruedas a su pareja en Linares

0
189
Audiencia Provincial de Jaén, donde se encuentra la fiscalía. FOTO: Archivo
Publicidad

JAÉN.- S.C.M. se sentará el próximo 2 de julio en el banquillo de los acusados por maltratar sistemáticamente a su pareja, con la que tiene dos años, de 17 y 12 años, y dejarla en silla de ruedas tras una agresión. De hecho, la Fiscalía pide 16 años de prisión para este vecino de Linares, de 36 años que el 15 de julio de 2018 agarró a su pareja del cuello con tal fuerza que le ocasiona la disección de la arteria carótida interna del lado izquierdo, lo que le ocasiona un ictus isquémico. La mujer que estuvo diez meses ingresada por las secuelas tiene problemas para hablar y merma severa de movilidad y de la sensibilidad, además de trastorno ansioso-depresivo, entre otras. De hecho, necesita ayuda de terceras personas y es incapaz de realizar su trabajo y vida diaria.

El maltrato fue sistemático durante los 17 años de relación donde las agresiones físicas y verbales fueron continuadas. El hombre, incluso, llegó a apagar cigarrillos en sus manos en presencia de los niños. Aunque en 2016 ya hubo una denuncia previa cuando el hombre la cogió por el cuello y su hijo mayor tuvo que salir del domicilio pidiendo ayuda la causa quedó  sobreseida ante la negativa de la mujer a relatar lo sucedido ante el juzgado. Dos años después, el procesado volvió a agarrar por el cuello a su pareja en una discusión en la que ella le pidió que abandonara la casa y en la que se negó a que se llevara la bicicleta que ella estaba pagando. Fue una vecina la que alertó a la policía de una agresión en un domicilio contiguo en el que residía una joven pareja con sus dos hijos. Cuando llegaron los agentes, detuvieron al marido y a ella la trasladaron para una primera evaluación y asistencia sanitaria.

En un primer momento, el facultativo de guardia le mandó medicación para hacer frente a lo que diagnosticó como un simple cuadro de ansiedad derivado de la pelea con su pareja por lo que tras prescibirle la medición correspondiente, se fue a su casa. Exteriormente, sólo presentaba algunos rasguños y arañazos. La mujer declaró ante la jueza que su marido la había zarandeado y y empujado, pero no que hubiera recibido golpes, por lo que finalmente la responsable del juzgado ordenó la puesta en libertad del marido.

El mismo domingo, y horas más tarde de haber pasado por el médico, la mujer sufrió un desvanecimiento cuando paseaba con su madre por lo que tuvo que volvió a precisar asistencia sanitaria. Nuevamente, el médico determinó que lo que tenía era un cuadro de ansiedad y la envió a casa. Al día siguiente la madre constató que su hija no reaccionaba en la cama por lo que avisó nuevamente al médico que ordena su traslado al Hospital de Linares. Es ya en el Hospital donde se deriva a la mujer al Complejo Hospitalario de Jaén y donde queda ingresada en la UCI como consecuencia de un trombo en la cabeza, según confirmaron en su momento fuentes policiales.

Tras llegar al juzgado la información con el cambio del cuadro clínico, se ordenó la detención de este hombre que ha permanecido en prisión preventiva desde el 17 de julio de 2018. El juicio es uno de los que quedó suspendido con la pandemia, pero que se ha reseñalado de forma urgente para el 2 de julio por la Sección Tercera de la Audiencia de Jaén antes de que cumplan los dos años de prisión preventiva y así evitar que el procesado pueda quedar en libertad a la espera del juicio. El caso supuso una gran conmoción en Linares donde a través de las redes sociales se convocó una concentración contra la violencia machista. La mujer es muy conocida en Linares donde regentaba un céntrico establecimiento de chucherías y golosinas.