Publicidad

SUCESOS.- Este martes, la Sección Segunda de la Audiencia de Jaén ha juzgado a un ordenanza de la Seguridad Social, de 54 años, acusado de defraudar 206.756 euros a la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) utilizando una cafetería que regentaba en La Carolina para ello. De hecho, ha declarado que estuvo al frente del local de 2007 a 2012 mientras trabajaba como ordenanza en la Seguridad Social, lo que se tradujo en una sanción de un mes de empleo y sueldo por no haber solicitado la compatibilidad de empleos en 2013. Según declara, dejó el negocio en 2012 ante la gran carga de empleo. Dos hermanos han sido citados pero no han declarado finalmente como testigos.

El escrito de calificación provisional del Ministerio Fiscal recoge que entre 2007 y 2012 dejó de ingresar 131.911 euros al RETA. Sin embargo, el local siguió funcionando hasta 2016 a través de otras personas interpuestas, teniendo ingresos de la actividad. La deuda de esos años asciende a 74.845 euros y el importe total adeudado a la Seguridad Social llega hasta los 206.759 euros, lo que se califica como un delito de fraude.