Publicidad

JAÉN.- El concejal de Cultura y Turismo, José Manuel Higueras, ha suscrito un convenio de colaboración que permitirá la puesta en marcha de grupos de trabajo de voluntariado en la Parcela C, donde se sitúa el origen del poblado de Marroquíes Bajos. El acuerdo suscrito vincula al Ayuntamiento con el Colectivo Gentes y la Asociación Cultural Marroquíes Bajos, presididos por Juan León y María Isabel Pérez, respectivamente, y supondrá que a primeros de julio se ponga en marcha esta intervención arqueológica, una labor de la que, como ha recordado Higueras, es preciso remontarse 20 años para encontrar precedentes. La selección de participantes corresponderá a la Asociación Cultural Marroquíes Bajos, con la supervisión del Ayuntamiento que será el encargado de la formación. Las inscripciones serán por orden de registro, una vez que se lance el formulario.

Los voluntarios que se buscan para esta experiencia trabajarán durante 15 días, en turnos de 15 personas, y se busca que sea una actividad abierta a un perfil variado de participantes, desde vecinos del barrio de Expansión Norte, donde se ubica este solar, a estudiantes. No en vano, Higueras ha recordado que el Gobierno local tiene como objetivo “poner la Parcela C en orden para una posible explotación turística”, y que, en esta tarea, es “precisa la implicación de los vecinos, del barrio, de tanta gente y colectivos que han luchado para lograr que la parcela aún esté, lo que es un gran suerte”. “Es una gran noticia que se pueda excavar, después de 20 años, y queremos que sea una labor participativa, que se conozca lo que hay allí.

Defender el patrimonio es conocerlo”, ha reflexionado el concejal, convencido de que cualquier acción en este patrimonio sea participativa. El responsable municipal, de hecho, ha dejado claro que, una vez que se den estos primeros pasos para dar a conocer este entorno, ya hay prevista una partida de 50.000 euros del Plan Turístico de Grandes Ciudades para hacer posible que el yacimiento reciba visitantes. De igual modo, se volverá a solicitar la organización de un campamento arqueológico internacional en la zona, con la colaboración del Instituto Andaluz de la Juventud, una vez que la edición prevista para este año se ha suspendido, debido a la pandemia del Covid-19.
Higueras ha recordado que la Zona Arqueológica de Marroquíes Bajos ha sido para la ciudad de Jaén, en sus palabras, “un todo, un antes y un después”. Y es que los más de 20 años de intervenciones arqueológicas han permitido una importante revisión de la historia de la capital y de sus más de 5.000 años de antigüedad.

El yacimiento del Bulevar es testimonio de uno de los asentamientos más importantes del sur peninsular, no solo por la extensión de más de 130 hectáreas, sino, como ha recordado el concejal, “porque contiene una de las secuencias culturales más completas y complejas de la historia de la arqueología en nuestro país”. La magnitud y la importancia del yacimiento dieron lugar a su inscripción con carácter específico en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz con la categoría de Zona Arqueológica (Orden de 22 de octubre de 2003). Desde este marco conceptual, el Ayuntamiento ha proyectado un “Parque Arqueológico” en el epicentro de la Zona Arqueológica de Marroquíes Bajos es decir, la denominada como Parcela C, que cuenta con 8.340 metros cuadrados de terreno dedicados exclusivamente a la conservación de restos arqueológicos que, como se ha puesto de manifiesto, “tienen un alto valor simbólico al ser el centro y origen del poblado calcolítico”.

Juan León, del Colectivo Gentes, además de mostrar su gran satisfacción por este paso de la Administración local, ha afirmado que la recuperación de espacios culturales y arqueológicos como se pretende tendrá “un impacto real en la población” al generar un importante vínculo con todos los ciudadanos jiennenses, no solo los del barrio de Expansión Norte. Desde la Asociación Marroquíes Bajos, se ha insistido en este idea y ha explicado que ello marcará la selección de participantes, que asumirá esta entidad, que servirá de nexo entre los voluntarios y el Ayuntamiento. “Vamos a pedir una carta de motivación, para conocer el perfil de los participantes, con el objetivo de que esté abierto a cualquier vecino”, ha anunciado María Isabel Sánchez.