Publicidad

PROVINCIA.-  “Caminamos poco a poco pero seguros para evitar una vuelta atrás”, manifestaba el alcalde de Bedmar-Garciez, Pablo Ruiz, para referirse a las últimas medidas que está adoptando el Ayuntamiento una vez llegada la Fase 3 de la desescalada en la pandemia del coronavirus. Se trata de la apertura de una serie de espacios públicos como son los parques para el disfrute de los más pequeños, el centro Paleomágina, el polideportivo municipal, la biblioteca y el Guadalinfo, el centro Joven o la propia autorización del mercadillo de los sábados.

Ruiz se ha referido a estas aperturas y a la nueva situación en la fase tres pidiendo a los vecinos “la cautela y prudencia que los bedmareños han mantenido desde que se inició la pandemia y, sobre todo, seguir cumpliendo con la normativa que nos indican las autoridades sanitarias. Tenemos que recordar que, aunque nosotros estemos avanzando, el virus sigue todavía ahí fuera”.

Así, los bedmareños y los visitantes de otras localidades pueden volver a disfrutar ya del Centro de Investigaciones Prehistóricas Paleomágina, una infraestructura cultural que ha cumplido en abril su primer año de vida y que conjuga la exposición de restos hallados en las excavaciones de Bedmar y otras muestras de entidades arqueológicas con las actividades de estudio y formación. “Se trata de un referente y un motor turístico de vital importancia para nuestro pueblo, tal y como hemos podido comprobar con los miles de visitantes que ha recibido en este primer año de su apertura”, señalaba el alcalde bedmareño, asegurando que el centro seguirá trayendo buenas noticias para el pueblo en materia de excavaciones y puesta en valor del patrimonio arqueológico de esta zona de Sierra Mágina.

Paleomágina se ha preparado para afrontar y cumplir con todas las medidas de seguridad y sanitarias exigidas, de manera que las visitas son restringidas a grupos de 15 personas máximo, reduciendo el aforo a un 30% como se recoge en la normativa sanitaria y sus nuevos horarios de visita son de lunes a viernes de 10:00 a 14:00 horas.

Igualmente, ya se encuentran  prestando sus servicios la biblioteca o el centro Guadalinfo, así como el polideportivo municipal, aunque eso sí, manteniendo las estrictas medidas de seguridad sanitaria vigentes en esta fase, el uso obligatorio de mascarillas, la higiene personal, la distancia social o la necesidad de cumplir con los aforos en cada caso o el máximo de personas por grupo a la hora de utilizar estas infraestructuras. Los más pequeños de la localidad, además de la apertura de los parques públicos, ya tienen abierto su espacio de recreo y de juego del Centro Joven  para divertirse durante los fines de semana, en horario de 17:00 a 22:00 horas.

Junto a estas aperturas, Pablo Ruiz destaca también el inicio inminente de proyectos de obras de gran interés para la localidad como “otra muestra de que estamos avanzando hacia la normalidad”, caso del proyecto de la fábrica del plástico Plastbed o el parque  infantil ‘Ciudad de los niños” en el Huerto Palacio, en pleno centro de la localidad. También estos días el alcalde ha estado supervisando los trabajos de preparación y puesta a punto de la piscina municipal, cuya apertura este verano traerá las lógicas novedades impuestas por la situación de pandemia. La normativa de uso de las instalaciones sufrirá ciertos cambios para adaptarse a las medidas exigidas por el Ministerio de Sanidad, tales como la separación entre personas, refuerzo de medidas higiénicas, entradas y salidas diferenciadas, aforo limitado, entre otras.