Publicidad

JAÉN.- La Enfermería y la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP) se unen en la luchar por una adecuada atención al paciente crónico y la calidad de la Sanidad tras la pandemia. Ambos organismos coinciden en la necesidad de caminar y unir fuerzas para ayudar a los pacientes a mantener la mejor calidad de vida posible y para conseguirlo, apostar por las enfermeras para que puedan desarrollar todo su potencial de asistencia y educación para la salud. “Para ello es absolutamente imprescindible aumentar el número de enfermeras en los centros sanitarios, la solución es tan sencilla como incrementar los recursos humanos”, informa el presidente del Colegio de Enfermería de Jaén, José Francisco Lendínez Cobo.

Desde la Plataforma de Organizaciones de Pacientes han incidido en los problemas y la desprotección que tienen tanto los profesionales sanitarios como los pacientes crónicos más vulnerables, la falta de diagnóstico y de test para ayudar a sobrellevar esta crisis sanitaria y social.

Igualmente, añaden que para regresar a la normalidad y reconstruir la asistencia, resulta fundamental poner en marcha una atención primaria “mucho más focalizada en las necesidades de los pacientes, especialmente en los más vulnerables” y a la hora de asumir este reto, destacan “la importancia fundamental que tienen las enfermeras en el desarrollo de una atención comunitaria, potenciando la asistencia domiciliaria y dando respuesta efectiva a todas las necesidades emergentes” que van surgiendo.

Para los pacientes crónicos siempre ha sido crucial velar por la continuidad asistencial, es decir, la comunicación efectiva entre todos los niveles asistenciales del paciente, y aquí tiene una importancia la labor de las enfermeras como eje fundamental. En este sentido, recuerdan que la enfermería escolar es un clarísimo ejemplo del papel que debe asumir la profesión enfermera a partir de ahora.

Ambas entidades han acordado poner en marcha diversas iniciativas conjuntas en beneficio de los pacientes y unir sus fuerzas para conseguir una sanidad fuerte, donde los profesionales tengan las herramientas necesarias para poder prestar la mejor atención posible a los pacientes. Así, ambas entidades van a poner en marcha un programa de píldoras informativas diseñadas por enfermeras expertas para ayudar a los pacientes a fomentar el autocuidado y la gestión eficaz de sus propias patologías. Asimismo, también han acordado que la POP pase a formar parte del Observatorio de Enfermería Escolar recientemente creado por el Consejo General de Enfermería y las Asociaciones de enfermeras escolares de España, además de trabajar de forma conjunta en la continuidad asistencial y la gestión de casos en pacientes crónicos donde las enfermeras tienen un papel protagonista.