Publicidad

JAÉN.- La concejala de Promoción Económica, Comercio y Mercados, María Cantos, ha informado de la vuelta a la actividad en el tradicional mercadillo de los jueves, una vez que, como ha destacado, gracias al trabajo del personal municipal y las conversaciones mantenidas con los representantes de este sector económico, se ha creado un protocolo para la instalación de los puestos con todas las medidas de seguridad y distanciamiento social necesarias.

“Este jueves, 28 de mayo, tenemos previsto reanudar la actividad en el mercadillo. Hay que destacar el gran esfuerzo realizado desde el Ayuntamiento para conseguir que el 100% de los vendedores puedan recuperar su medio de vida”, ha dicho Cantos. Para lograrlo, al tiempo que se atiende las instrucciones de las autoridades sanitarias, se han tomado varias medidas clave. En primer lugar, como ha detallado, se ha ampliado hasta casi el 200%  superficie destinada a los puestos, para garantizar,de esto modo, la separación necesaria.

De igual manera, se ha realizado una “criba”, que ha permitido pasar de los 400 puestos de venta de otras ediciones a 270, cifra que corresponde a aquellos comerciantes que, en palabras de María Cantos, “son los que tienen los permisos y autorizaciones en regla”.

Además, se implementan otras medidas, como la creación de un circuito con solo una entrada y una salida al recinto, que controlará la Policía Local. El acceso, tal y como informa la Jefatura, será por la entrada 3 del recinto ferial, junto a la rotonda de La Salobreja; mientras que, para abandonar la zona, habrá que hacerlo por la entrada 5, junto a la glorieta de San Fernando. En cuanto al autobús urbano, los pasajeros se apearán en la rotonda de La Salobreja y subirán al vehículo, para la vuelta, en el acceso 5, en la parada de de la Carretera de Granada.

Agentes del Cuerpo se encargarán de controlar el aforo al mercadillo, con el apoyo de Protección Civil, que repartirá mascarillas a los que acuden a realizar sus compras. En todo momento, se recordará a vendedores y clientes que es necesario llevar cubrebocas, observar el distanciamiento y ser escrupulosos con las medidas de higiene. En cuanto a los puestos, todos estarán en una misma fila para que haya un único sentido de circulación peatonal.“Cada comerciante ha recibido un decálogo con las normas que tienen que cumplir”, ha insistido Cantos, orgullosa de la gran labor de los profesionales de la Administración local para que se reanude esta actividad económica y se garantice la seguridad.