El CES de Jaén analiza las incidencias del Covid-19 en la capital

0
355
Dos clientes atendidos en la terraza de un bar en Jaén. FOTO: Peragón
Publicidad
JAÉN.- El Pleno del Consejo Económico y Social de la Ciudad de Jaén, por unanimidad de sus miembros, ha aprobado en su sesión telemática, un informe acerca de la incidencia del COVID 19 en la ciudad de Jaén.
En dicho documento, cuyo ponente ha sido el Secretario General del Organo Consultivo Municipal, Luís Alberto García Fernández, analiza la incidencia económica que la crisis sanitaria ha tenido en nuestra capital, en materia de contratación, desempleo, Seguridad Social y ERTE tramitados, en comparación con la media nacional. Al margen de ello, en un apartado dirigido al Ayuntamiento de Jaén, el Consejo Económico y Social de la Ciudad de Jaén, propone a la Corporación Municipal más de cincuenta medidas a adoptar para salvaguardar la salud y el bienestar social de los/as ciudadanos/as de Jaén.
Los datos coyunturales analizados, en materia de contratación, desempleo y seguridad social, ponen de manifiesto, una incidencia económica de la pandemia superior a la media andaluza y estatal. Tal disfunción, junto a la debilidad estructural del tejido productivo jiennense, hacen necesarias inversiones en infraestructuras básicas, sanitarias y tecnológicas como fuente de generación de empleo a corto plazo y, de crecimiento económico a medio y largo plazo.
Con independencia de las cincuenta medidas indicadas y de las incidencias en materia de contratación, desempleo, Seguridad Social y ERTES que obran en el cuerpo del documento, las conclusiones aprobadas rezan bajo el siguiente tenor:
1ª.-) El presente documento, no pretende ser un documento técnico ni exhaustivo, así como tampoco es un documento cerrado, sino un texto abierto, sometido a cualquier iniciativa, idea o parecer que pueda ayudar a que nuestra ciudad supere estos momentos de extrema dificultad que atraviesa nuestra ciudad por la pandemia que, desgraciadamente, nos ha tocado vivir.
2ª.-) Como hemos indicado, el presente dictamen en modo alguno, puede considerarse cerrado, sino todo lo contrario, una reflexión abierta, dado lo cambiante e inesperado de los acontecimientos por mor de la variabilidad de la pandemia y lo fluctuante de la economía. Las previsiones y soluciones de hoy, quizás no sean válidas o sean insuficientes para el mañana.  Por ello, el firme compromiso  doble de este Consejo Económico y Social, en primer lugar de actualización periódica y, en segundo lugar, en sucesivos trabajos, ahondar con mayor profusión de detalles en aspectos no transversales, sino específicos, por sectores, haciendo especial hincapié en aquellos especialmente desfavorecidos o afectados por la pandemia.
3ª.-) El Consejo Económico y Social de la Ciudad de Jaén, como foro de permanente diálogo y deliberación, donde están representados todos los interlocutores sociales de nuestra capital, muestra su apoyo y respaldo al Excmo. Ayuntamiento de Jaén en todas las medidas que adopte para salvaguardar la salud y el bienestar social y económico de la ciudadanía.
4ª.-) Desde el Consejo Económico y Social de la Ciudad de Jaén se aboga por el consenso, por la unidad de acción, por “remar en una sola dirección” olvidando siglas o afinidades políticas, debiendo asumir el Excmo. Ayuntamiento de Jaén la coordinación de la implementación de las medidas propuestas, como capital receptor de la información y con este fin.
5ª.)  El Consejo Económico y Social de la Ciudad de Jaén considera capital que las autoridades, en el ámbito de sus competencias, elaboren planes para la recuperación. Conforme se levanten las medidas de contención, las políticas deben pasar rápidamente a apoyar la demanda, incentivar la contratación en las empresas y sanear los balances en los sectores privado y público a fin de contribuir a la recuperación.
6ª.-) En conexión con lo anterior, una situación disruptiva y global como la actual ha de verse como una oportunidad para demostrar la cohesión y  la solidaridad interterritorial europea en el apalancamiento de la recuperación económica y social de las zonas más afectadas, dado que lo contrario, como ya se puso de manifiesto tras la anterior crisis, va a determinar que, las zonas muy dañadas, como nuestra provincia en particular, no alcancen el nivel de recuperación deseado, manteniéndose en los umbrales de los indicadores e incluso alargando la brecha existente.
Por ello se hace preciso un esfuerzo de cohesión y solidaridad de las zonas más favorecidas hacia las menos favorecidas, materializado en un apoyo adicional e incondicional a éstas para efectuar una reconversión de sectores productivos completo, con el fin de reducir la brecha existente hasta ahora no conseguida.
7ª.-) Asertos que, en el supuesto del Excmo. Ayuntamiento de Jaén, cobran mayor sentido, teniendo en cuenta la especial situación financiera del mismo, tantas veces analizada por este Órgano Consultivo y que ahora cobran mayor sentido, cuando demandábamos una solución estructural, que ahora se traduce en una demanda de apoyo adicional a nuestra Corporación por las Administraciones Públicas para hacer frente a la crisis económica y a la inversión pública necesaria para paliar ésta.
Junto a la evidente necesidad de orientar los recursos que puedan venir de las diversas administraciones –insistimos, se debe efectuar una discriminación positiva hacia el Excmo. Ayuntamiento de Jaén- hacia la reconstrucción del tejido productivo dañado y a la consecuente creación de empleo, Jaén debe aprovechar las nuevas oportunidades que genera un territorio extenso, con baja densidad poblacional, disperso y con buenas condiciones de seguridad para el desarrollo de la nueva demanda turística que se avecina.
8ª.-) El COVID-19 ha tenido importantísima incidencia en nuestra capital, afectando al 25% de la contratación en la ciudad de Jaén. En términos de contratación, durante el primer cuatrimestre del año en curso, nuestra capital tiene un peor comportamiento que Andalucía y el conjunto del país.
Por su parte, desde la declaración del estado de alarma, el COVID – 19  ha supuesto en nuestra ciudad un aumento del 16,33% en relación a los demandantes de empleo, con una subida menor que la media andaluza pero todavía superior al conjunto del país.
Finalmente uno de cada cinco personas trabajadoras   afectados por ERTE en la provincia están afectos a centros de trabajo de Jaén capital.
La actual crisis sanitaria está poniendo de relieve la importancia de la diversificación económica, para que nuestro producto interior bruto no dependa sobremanera del sector terciario, especialmente castigado por el Covid-19; apostando decididamente por la industria y otros sectores productivos que vengan a completar la oferta turística en términos de riqueza. Una ciudad donde 6 de cada 10 contratos se realizan en los servicios y donde casi 7 de cada 10 personas no ocupadas demanda empleo en ese sector, está sobreexpuesta en crisis profundas como la que nos encontramos.
9ª.-) Los datos coyunturales analizados en este informe, en materia de contratación, desempleo y seguridad social, ponen de manifiesto, como hemos indicado en la anterior conclusión, una incidencia económica de la pandemia superior a la media andaluza y estatal. Tal disfunción, junto a la debilidad estructural del tejido productivo jiennense, hacen necesarias inversiones en infraestructuras básicas, sanitarias y tecnológicas como fuente de generación de empleo a corto plazo y, de crecimiento económico a medio y largo plazo.