Publicidad

JAÉN.- La Junta de Andalucía realiza la prueba del Covid-19 a los policías nacionales y guardias civiles que trabajan en Jaén. La Consejería de Salud y Familias hace los test rápidos a estos profesionales, que trabajan en la primera línea en esta crisis sanitaria, para intentar localizar casos asintomáticos de coronavirus o, lo que es lo mismo, encontrar a miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Se-guridad del Estado en Jaén que sean portadores del virus, pero que no hayan desarrollado la enfermedad. Se trata de una medida que busca frenar la pro-pagación del Covid-19 y evitar contagios entre un segmento de la población que es determinante en la gestión de la crisis sanitaria.

Los profesionales sanitarios de la Consejería de Salud y Familias realizan las pruebas durante esta semana, que contemplan 558 funcionarios de la Policía Nacional, 1.154 agentes de la Guardia Civil y 320 profesionales que trabajan en la Academia de la Guardia Civil de Baeza. De esta manera, los test rápidos permiten identificar casos de Covid-19 entre los agentes. En los casos positi-vos, tal y como marca la normativa, se pondrá en marcha un protocolo de ais-lamiento que permitirá frenar la propagación del virus y diferentes medidas de control para realizar un seguimiento de cada uno de los casos.

Precisamente, los controles a los agentes de la Policía Nacional, de la Guardia Civil y al personal de la Academia de Baeza forman parte del plan que tiene en marcha la Consejería de Salud y Familias para detectar casos asintomáti-cos de coronavirus entre los profesionales que trabajan en la primera línea en la crisis sanitaria, lo que resulta indispensable para frenar la propagación del virus y realizar una identificación y aislamiento de los casos en los que no se desarrolla la enfermedad, algo muy útil en pleno proceso de desescalada.