Publicidad

PROVINCIA.- Ante las consecuencias devastadoras que para toda la actividad está suponiendo el impacto de la Covid-19. Desde el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Villatorres y en especial desde las Concejalías de Cultura, Festejos y Deportes aseguran ser conscientes de la singularidad del sector cultural y de lo vulnerable que se encuentra ante una situación tan extrema como la que estamos afrontando.

Aseguran que «creemos en la importancia que la cultura tiene para sostener y reforzar nuestra convivencia y valores, lo hemos visto en la entrega generosa de nuestros artistas para ayudar a sobrellevar el confinamiento, es justo que cumplamos con nuestro apoyo».
Además, añaden, «somos conscientes de que detrás de las diferentes compañías culturales y de espectáculos también hay familias que viven directamente de los ingresos que les genera su trabajo, un trabajo que ahora se ha visto anulado de raíz. Cuando pensemos en las empresas afectadas por esta maldita pandemia, el sector de la cultura y el ocio deben ser de los primeros».

Debido al estado de alarma en el que nos encontramos, el municipio de Villatorres se ha
visto obligado a aplazar más de una treintena de actividades culturales propuestas en estos meses de confinamiento; marzo, abril y mayo, como las Jornadas de Rock, II Festival Escena Villatorres, conciertos, actuaciones dentro de la Feria de los Pueblos, Semana Cultural, Pregón, pasacalles cofrade, programación de San Marcos, Encuentros Artísticos Rurales, etcétera. «Hemos considerado que debemos estar a la altura y adelantarnos en el compromiso de nuestra administración local con este sector, independientemente de las medidas y compromisos que a otros niveles administrativos se lleven a cabo. Debemos actuar con rapidez, entendemos nuestra responsabilidad y la afrontamos con decisión antes de que la vida cultural pueda deteriorarse sencillamente porque desaparezcan quienes son sus agentes y cultivadores ante las dificultades que plantea la suspensión o aplazamiento de las actividades».

La contratación pública y el apoyo desde la administración al tejido cultural de Villatorres se traduce en medidas contundentes, a corto y medio plazo, para paliar el impacto de la crisis provocada por la pandemia, que califican como «necesarias y viables». Entre ellas destacan:

– El aplazamiento de todas las actividades suspendidas, y a su reanudación en fechas posteriores, en la medida y forma que sea posible y siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

– Proporcionar liquidez mediante el pago anticipado de cachés, manteniendo gran parte de las consignaciones presupuestarias para la programación de las actividades en el municipio. Compromiso de pago en el año 2020 de un 35% con las compañías que participan de los eventos culturales y festivos en el municipio.

– Formalizar el cambio de fechas para reubicar las actuaciones.

– Apoyo a los colectivos culturales del municipio, que forman el tejido base. Compromiso de pago en el año 2020 con las asociaciones culturales que se han visto obligadas a suspender sus actos y que mantienen un convenio con el ayuntamiento. En el ámbito cultural esta cantidad supera los 35.000 euros, más la cesión de sede municipal y la cobertura de todos los gastos que de ésta derivan.

– Mantener los contratos de los 15 monitores que imparte los cursos y talleres municipales y que atendía a más de 300 personas cada mes.

– Plan de relanzamiento de la actividad cultural que permita la activación de los públicos. Campaña de acción comunicativa de apoyo a las acciones culturales en cuanto se vayan retomando. Aumentando la coordinación con Educación para reforzar al público base.