Agua bendita para los alérgicos al polen de olivo

0
874
Arco iris visto desde el barrio de Peñamefécit. FOTO: Peragón
Arco iris visto desde el barrio de Peñamefécit. FOTO: Peragón
Publicidad

JAÉN.- El tiempo revuelto y las precipitaciones de los últimos días ha sido como agua bendita a los alérgicos. Los niveles del polen de olivo han caído ya casi a niveles imperceptibles, según los datos aportados por el medidor del hospital Médico-Quirúrgico de Jaén. Apenas 320 granos por metro cúbico supone que vuelva a niveles de los primeros días de la primavera.

Tras varios días con niveles que eran casi intolerables para los alérgicos con más de quince mil granos por metro cúbico, se vuelve a la normalidad y más teniendo en cuenta que, para esta semana, continuarán las lluvias. Es decir, que prácticamente la floración de los olivos  podría terminar, en unos pocos días, sin afectar mucho más a los alérgicos.  El pasado 10 de mayo las precipitaciones fueron abundante con más de 20 litros durante el día que limpiaron el ambiente y el manto de polen que flotaba sobre nuestras cabezas y que eran perceptibles a kilómetros de distancia.