Publicidad

SUCESOS.- Agentes de la Policía Nacional han detenido a una joven que, presuntamente, realizó sendos cargos fraudulentos a un vecino de Jaén. Para ello, la arrestada, supuestamente, utilizó virtualmente la tarjeta de crédito de la víctima realizando dos cargos por un importe de 1.285 euros.

En su denuncia en Comisaría, la víctima relató a los agentes que había recibido un SMS en su teléfono móvil por parte de su entidad bancaria. En ese mensaje le informaban sobre un cargo de 533 euros realizado en su cuenta. Al desconocer el origen de dicho cargo, accedió a su área de cliente con el fin de anular su tarjeta, comprobando que figuraba un nuevo pago por importe de 752 euros. Una vez bloqueada la tarjeta de crédito, su entidad bancaria le informó de varios intentos de realización de extracción en efectivo que habían sido bloqueados.

La víctima desconocía dichos cargos, ni los había realizado ni autorizado, ya que esa tarjeta solo la utilizaba él, aunque reconoció que la había utilizado para la realización de compras online.

Los investigadores de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Comisaría de Jaén (U.D.E.F.), identificaron a la presunta responsable de los hechos denunciados, se trataba de una joven que tenía su residencia en un barrio de Madrid donde fue detenida.

La Policía aconseja

Al realizar sus compras online, verifique la seguridad de la página y que ésta proteja sus datos y pagos. NUNCA de su número de tarjeta de crédito por teléfono ni en páginas que no esté verificada su seguridad.

Nunca haga “clic” en enlaces en los que deba dar información personal o financiera y no ceda sus datos a través de correo electrónico, llamada telefónica, mensaje de texto, WhatsApp o cuestionarios presenciales. Además, recuerde que las entidades bancarias nunca le solicitan datos confidenciales ni claves para firmar operaciones por correo electrónico.

Al realizar sus compras por internet, asegúrese de que se trata de una empresa conocida y de que las opiniones de otros compradores sean positivas. Compruebe, además, que la página web comience por “https”. Esto significa que respeta el protocolo de comunicación para la transferencia segura de datos. Puede evitar sustos pagando con una tarjeta virtual, que puede gestionar directamente desde su banca móvil.

Evite los sitios web con palabras extrañas y errores gramaticales. Puede que hayan sido diseñados en exclusiva para robar sus datos.

Modifique periódicamente las claves de su tarjeta y revise con frecuencia el saldo del que dispone.

Active el servicio de alertas de su banco, de esta forma recibirá un mensaje de texto y un correo electrónico cada vez que realice una operación superior al importe que usted elija.

Nunca pierda de vista su tarjeta cuando vaya a realizar un pago y, para evitar que ésta sea clonada, revise los cajeros en los que la inserte.

Cuando se hace una compra por Internet, nunca debería introducir datos personales como el PIN de su tarjeta. Este tipo de información solo tiene que introducirla en cajeros automáticos, puntos de venta en comercios o terminales virtuales.

En caso de pérdida o sustracción, anule inmediatamente su tarjeta.