Publicidad

OPINIÓN.- Vivimos una situación de incertidumbre en la que, a pesar de la dureza, tenemos la oportunidad de ver este parón como una oportunidad para cambiar hábitos, retomar viejas amistades o reinventarnos laboralmente. Hacemos unas recomendaciones para sobrellevar con mejor ánimo este tiempo de confinamiento en casa y poder mirar al futuro con cierta esperanza.

Lo más importante es tener la conciencia de que ésto es una situación transitoria que ocurre para el bien común. Nos quedamos en casa para ayudar a nuestros mayores y a los más vulnerables. Nos unimos así en un sentimiento de comunidad donde no estamos solos y con la conciencia de que esta situación tiene un principio y un fin.

Es importante crear una rutina y evitar vivir en domingo perpetuo. Dedicar tiempo para distintas tareas entre las que recomendamos:

1. Dedicar un tiempo al deporte adaptado a nuestra condición física. Podemos realizar desde suaves estiramientos, yoga o chi kung a rutinas de entrenamiento más avanzadas. El deporte nos ayuda a oxigenarnos, movilizar la sangre y la energía y estimular la producción de endorfinas, la hormona de la felicidad.

2. Es importante dedicar un tiempo a cocinar sano. Una buena alimentación es la base de nuestro bienestar físico y emocional. Una dieta basada en frutas y verduras de temporada y cercanía, cereales integrales, legumbres, frutos secos y semillas nos ayudará a sentirnos más energéticos. Es un gran momento para crear nuevos hábitos de vida saludable.

3. Tu casa es tu templo. Mantener el hogar limpio y ordenado es importante para sentirnos bien. Es un buen momento para redecorar, restaurar muebles, cambiar la distribución de dormitorios. Renovar o morir.

4. Este parón es un momento muy interesante para hacer cosas para las que nunca tienes tiempo: Dibujar, tejer o leer ese libro que guardas para el verano. Dedícate tiempo para disfrutar de los pequeños placeres de la vida.

5. Haz cada días algo nuevo. Gracias a Internet tenemos una ventana al mundo. Podemos estudiar temas que nos interesan, tocar un instrumento, descubrir nuevas bandas de música, aprender nuevas recetas, etcétera. Motívate con el entusiasmo del conocimiento.

6. Es importante mantener el contacto social, ya sea por llamada o vídeollamada. Es importante evitar comunicarnos solo por Whatsapp. Necesitamos sentir el calor humano y poder expresar cómo nos sentimos, desahogarnos si lo necesitamos. Es normal sentir de vez en cuando estrés y ansiedad. Todos tenemos derecho a tener un mal día.

Presta especial atención a tus pensamientos, son creadores de tu realidad. Céntrate en lo cotidiano, en lo presente. Pensar en un futuro incierto, que no llegó y que aún no existe solo nos hace grandes candidatos a vivir con ansiedad. Si aún no te has iniciado en el arte de meditar, esta es tu gran oportunidad.

Beatriz Carazo
Terapeuta Holistica.
Licenciada en Psicología.
Terapia Gestalt.
Medicina Tradicional China.