Publicidad

Con la cuarentena hacemos acopio de alimentos cada semana para no dejar la despensa vacía. Pero ¿Cuántos de esos productos son de origen jiennense? En la provincia la industria agroalimentaria es un bien de primera necesidad en sí mismo. Hablamos con Jesús María Pegalajar Cano, director de Marketing del grupo alimentario jiennense Wombee que nos cuenta cómo están trabajando estos días, la importancia de la experiencia en el sector y cómo irrumpen nuevas formas de venta a domicilio como la puesta recientemente en marcha con Teleconvento para conseguir los estimados dulces de las monjas clarisas.

1.- ¿Cómo está siendo el trabajo en Congana en este último mes? ¿Qué logros se han conseguido?

Nuestro grupo agroalimentario ante la situación de emergencia social está volcado en satisfacer las necesidades de la sociedad en general y determinados colectivos en particular,  al agrupar una oferta amplia como son las conservas vegetales, queso de cabra artesano, aceite de oliva virgen extra y todas las posibilidades de platos elaborados tanto en frío como ultracongelado.

En el caso de CONGANA hemos conseguido recientemente el certificado por buenas prácticas agrícolas GLOBAL GAP y GRASP, diferenciándonos por las buenas prácticas sociales hacia nuestros trabajadores y hace unos días nos hemos adherido al Pacto mundial de Empresas de Naciones Unidas. Estos logros refleja un nuevo compromiso de CONGANA  centrado en dotar de la máxima calidad a nuestras conservas y al mismo tiempo realizando una decidida apuesta por  la  responsabilidad,  con la que producimos nuestra extensa gama de producto en conserva”.

2.- ¿Cuáles son los productos más demandados?

Con la puesta en marcha durante la cuarentena de un servicio de envío de pedidos a domicilio se han intensificado la venta de conservas, especialmente espárrago, alcachofas y pimientos del piquillo, los quesos semicurados y curados de Cumbres del Segura y el aceite de oliva virgen extra de Cortijo de Uribe.

4.- El envío a domicilio se está convirtiendo en seña de esta cuarentena. ¿Cómo funcionan los envíos de productos a domicilio?

Salvo en el caso de Royal Menú que realiza venta a domicilio desde hace años para el resto de empresas del grupo ha sido la primera vez, por lo que el comienzo ha sido complejo ante la gran demanda que hemos tenido. Hemos habilitado una línea telefónica de recepción de pedidos y una página de Facebook que junto a las webs de las empresas del grupo permite actualizar el stock existente. Para ello hemos creado 3 puestos de trabajo para el reparto de nuestros productos, ya que la incorporación de la repostería conventual ha hecho que estemos saturados.

5.- Acaba de estrenarse “Teleconvento”, un servicio de repostería conventual con entrega a domicilio ¿Cómo está siendo la acogida?

Para subsistir las Clarisas dependen, de la venta de sus productos: magdalenas, pastas, mostachones y en esta situación especialmente dura para ellas por el confinamiento de estos días se nos ocurrió la puesta en marcha de TELECONVENTO, que surge como  idea ante  las necesidades de la  nueva situación generada por la actual pandemia.

En el grupo Wombee iniciamos la semana pasada una serie de actuaciones destinadas a colaborar con los colectivos más vulnerables ante la puesta en marcha del estado de confinamiento por el coronavirus, y colaboramos con las hermanitas de los pobres que hicieron un llamamiento a la ciudadanía.

Esta misma semana tuvimos conocimiento de las necesidades de las monjas de clausura de la capital y coincidía con la puesta en marcha de la venta a domicilio de nuestra división agroalimentaria, por lo que acordamos echar una mano y nos ofrecimos a estas monjas acercando sus dulces a los domicilios a través del reparto de Royal menú.

6.- ¿Cómo se puede contactar para haceros algún pedido?

Hemos habilitado el número de teléfono 722 435 457 para recepcionar los pedidos de nuestras marcas y rogamos paciencia a los interesados, ya que la capacidad de elaboración de la repostería artesanal de las clarisas es limitada.