Publicidad

PROVINCIA.- Como muchos otros Voluntarios de Correos de otras localidades, el cartero de Bedmar, Ángel Méndez Viedma, está repartiendo a domicilio medicamentos y productos de primera necesidad a personas mayores y enfermas.

Este empleado de la empresa postal pública se ha ofrecido a este colectivo para que en esta situación de alarma puedan recibir medicinas o los productos básicos que necesiten en su domicilo.

Para ello, los vecinos pueden llamar al teléfono de las oficinas del Consistorio y dejar sus datos para solicitar este servicio.

Desde que comenzó a desarrollar esta iniciativa, muy valorada por el municipio, está realizando al día entre 5 y 10 entregas de este tipo, con las que “si consigue que algunas personas mayores se queden en casa y no estén expuestos, me sentiré orgulloso”.

Correos quiere agradecer públicamente la solidaridad de sus voluntarios y se siente orgullosa de ayudar en este proyecto solidario, contribuyendo con lo mejor que tiene: el compromiso y vocación de servicio público que están demostrando cada día sus trabajadoras y trabajadores cuando la sociedad española más los necesita.