La demanda de electricidad en Andalucía se reduce un 5% los primero quince días de confinamiento

0
157
SONY DSC
Publicidad

ANDALUCÍA.- La demanda de electricidad en Andalucía se ha visto reducida aproximadamente un 5% durante las dos semanas de marzo en las que se ha aplicado el
estado de alarma decretado en todo el territorio nacional a causa del COVID-19, un descenso en línea con la media nacional, según ha informado la Agencia Andaluza de la Energía, entidad adscrita a la Consejería de Hacienda, Industria y Energía, a través del Centro de Evaluación y Seguimiento Energético de Andalucía (CESEA).

Durante los primeros quince días que la ciudadanía ha mantenido el confinamiento, el consumo de electricidad de lunes a viernes se ha comportado de manera similar a un sábado, cuando se reduce la actividad laboral y el consumo se traslada del lugar de trabajo al hogar. Se comprueba que el inicio de la actividad comienza algo más tarde, a partir de las 8.00 horas de la mañana en lugar de las 7.00 horas, que suele ser lo habitual, y se produce un menor consumo de energía durante todo el día, siendo los picos de demanda entre las 15.00 y 22.00 horas.

La Agencia facilita estos datos gracias al seguimiento y análisis que realiza diariamente del sector de la distribución de energía eléctrica, a través del Centro de Evaluación y Seguimiento Energético de Andalucía (CESEA), para garantizar la máxima calidad de abastecimiento de energía eléctrica. Así, en estos días de confinamiento, continúa con su labor de examinar los parámetros de calidad del suministro para asegurar que todos los andaluces puedan disponer de un servicio esencial como la electricidad.

El Plan de invierno finaliza con un descenso eléctrico del 3,7%
La entidad pública también acaba de informar de la finalización, el pasado 15 de marzo, del Plan de Invierno 2019-2020, un plan específico de garantía de suministro para la época de invierno realizado entre la Junta de Andalucía, a través de la Agencia, y la empresa distribuidora e-distribución (antigua Endesa, que cuenta con un 94% de los suministros), que trata de establecer las acciones preventivas y correctivas necesarias para garantizar la
continuidad del servicio eléctrico.

En él se examina, entre otras cuestiones, que el plan programado por la empresa distribuidora cubre la demanda prevista, que se revisan las instalaciones más importantes de la red, o que se establecen retenes de personal y repuestos suficientes para actuar con prontitud en caso de incidencias. En este sentido, aunque se ha incrementado un 5% el número de cortes en el suministro eléctrico respecto al invierno anterior, el número de
afectados se ha reducido un 0,1%.

Durante este invierno la temperatura media ha sido en Andalucía más suave de lo habitual, 13,4ºC, lo que ha provocado que la demanda de energía eléctrica haya descendido un 3,7% respecto al pasado invierno, a pesar de tener un día más por ser año bisiesto. El día de mayor demanda fue el 14 de enero de 2020, entre las 21 y 22 horas, con 6.852 MWh (el máximo histórico de invierno en Andalucía está en 7.661 MWh). Este valor también supone un descenso del 2,7% respecto al valor máximo del pasado invierno.

CESEA, además, continúa analizando los planes de inversión presentados por las 70 empresas distribuidoras de electricidad que dan servicio en Andalucía que permitirán el desarrollo de sus redes con inversiones superiores a los 300 millones de euros anuales

Curva eléctrica de demanda diaria
Diariamente, la Agencia Andaluza de la Energía publica en su página web la curva de demanda de electricidad en la comunidad autónoma. Además, pueden consultarse también los perfiles de consumo mensuales o los datos de caracterización por provincias, tarifas, distribuidoras, comercializadoras o sectores económicos.