Publicidad

EMPLEO.- La Unión de Autónomos UATAE-Andalucía ha solicitado a la Junta de Andalucía que ofrezca ayudas directas a las trabajadoras y los trabajadores autónomos afectados por la crisis del coronavirus. Se trataría de un apoyo líquido que contribuya a paliar los desastrosos efectos económicos de esta crisis en Andalucía.

La organización de defensa de los autónomos valora positivamente las decisiones tomadas hasta la fecha por la Junta, como el aplazamiento de la presentacion de tributos o el aval financiero a los préstamos que se soliciten por parte de las micropymes, pero cree que hay que llegar más allá.
De esta forma, se podrían cubrir parte de los gastos estructurales de la actividad, es decir, las obligaciones derivadas de servicios esenciales para que el negocio se desarrolle, tales como suministros, mantenimiento, alquileres o servicios profesionales.

El concepto que propone UATAE-Andalucía es que no sólo se debería otorgar una cantidad económica directa, sino que pretende sectorizar otras partidas, de forma que lleguen de forma rápida y directa a quienes las precisan, aplicándose a las necesidades de cada sector; y pone como ejemplos, la subvención de un porcentaje en el combustible para los transportistas o de una parte de los alquileres del local para los comerciantes.
Pepe Galván, Secretario General de la Unión de Autónomos en Andalucía, cree que “la Junta de Andalucía no puede quedarse atrás en esta decisión, ya que son varias Comunidades Autónomas las que han aprobado medidas similares de apoyo a los autónomos”.

Se refiere Galván a regiones como Valencia, Cataluña, Madrid o Cantabria, que ya han habilitado cantidades para entregar a los autónomos de sus territorios que se hayan visto afectados por cierre o descenso significativo de ingresos a causa del Covid-19. Estas ayudas oscilan según los casos, pero pueden llegar hasta los 3.200 euros por solicitud, e incluso han surgido iniciativas como los ‘cheques de resistencia’ cántabros.

Pero, además, según Galván, “es imprescindible que las ayudas alcancen, no sólo a los ingresos que no han llegado, sino también al lucro cesante, es decir, a las expectativas de negocio que se han dejado de percibir por la ausencia de actividad económica dictada por las autoridades”.

De igual manera, UATAE-Andalucía solicita a la Junta que adopte medidas en otros ámbitos, como el apoyo al cuidado de menores y dependientes para los autónomos que tengan que dedicar tiempo a estas labores, la inspección para que la actividad económica se desarrolle con garantías de seguridad sanitaria, el mantenimiento de los contratos públicos con pequeñas empresas o la petición para que se flexibilicen requisitos de concesión de subvenciones europeas, “de cuyas autoridades debe esperarse altura de miras y un gran plan de inversiones para recuperar la economía en el continente”, en opinión de Galván.
La Unión de Autónomos une estas peticiones a las solicitadas a otras instituciones, como los ayuntamientos ya que, según Pepe Galván, “todas las administraciones deben echar el resto para que esta crisis no hunda de nuevo a los autónomos, que son los que mantienen la economía del país”.

Las peticiones de UATAE se han dirigido a instituciones municipales que ya están respondiendo positivamente, decretando exenciones de tasas, y también al Gobierno central, pidiendo que sus medidas alcancen a todos los autónomos y a ámbitos como el alquiler del local de negocio o la exención de la cotización.
La predisposicion de la Unión de Autónomos andaluza para el diálogo sigue siendo total, según indica su Secretario General, y han habilitado canales para informar a los autónomos de todo cuanto les preocupa en el teléfono 618 852 139 y en el correo electrónico info@uataeandalucia.org.