Publicidad

SUCESOS.- El pasado jueves día 19 de marzo la Guardia Civil de Linares (Jaén) recibió una llamada del alcalde la localidad de Jabalquinto en la que afirma que pone a disposición a varias costureras del pueblo para realizar mascarillas de tela para las mujeres de ayuda a domicilio y para quien las necesite. Sin embargo, el problema que tiene es que no hay tiendas para comprar tela. El mismo día, y a los pocos minutos de esta llamada, se recibe llamada en el Puesto de la Guardia Civil del gerente residencia de ancianos Santa Teresa de Jesús de Linares preguntando que con quién se tiene que poner en contacto para que le lleven material mascarillas y batas, informando además de que no tienen ancianos contagiados y quieren seguir de esa manera con más prevención.

La sargento de la Guarda Civil se pone en contacto con Jabalquinto y comunica que ella misma y otra componente del Cuerpo tienen tela de su propiedad y que se la llevan para hacer batas y mascarillas. El lunes 23 se recibe llamada del alcalde, que confirma que el pedido está listo para recoger en casa de una costurera del pueblo, que enferma y con tratamiento domiciliario, a la espera de intervención quirúrgica, ha ofrecido sus manos y su trabajo estos días para confeccionar las mascarillas. El día 24 por la mañana se hace entrega a la residencia de ancianos, desde donde agradecen profundamente la labor de todos los implicados para que este centro pueda disponer de un material de primera necesidad ante el contagio del COVID-19.