Publicidad

PROVINCIA.- Coincidiendo en plena campaña de recogida del espárrago y en estado de alarma por la crisis sanitaria del Covid-19 la empresa conservera CONGANA ha conseguido esta semana el certificado GRASP (buenas prácticas sociales), lo que supone una nueva distinción a este importante empresa conservera de Bédmar (Jaén).

Para consumidores y distribuidores la seguridad alimentaria en el sector primario es fundamental; en palabras de Salvadora García, responsable del equipo de “Calidad, Seguridad e Higiene Alimentaria” de Congana, “los consumidores, distribuidores y clientes, quieren que las empresas hagamos las cosas bien y demos garantías de ello”.

En Conservas García Narváez, SL venimos implantando con éxito esta certificación desde el año 2006, añadiendo además este año el certificado GRASP (buenas prácticas sociales), ya que en Congana creemos que las cosas bien hechas no solo se aplican a los productos, sino también a uno de los valores más importantes que conforman nuestra empresa: el equipo humano. “La salud, seguridad y bienestar de nuestros trabajadores son para nosotros un punto primordial”, nos cuenta la responsable de calidad.

Es por eso que Congana, un año más, ha conseguido el Certificado GlobalG.A.P (organismo privado que certifica de manera voluntaria productos agrícolas) que asegura las buenas practicas agrícolas (BPA) en toda la cadena alimentaria, desde la producción hasta la distribución de nuestros espárragos a nivel europeo.

Según Salva García, “nuestros procedimientos se relacionan con la higiene y la reducción de posibles fuentes de contaminación a lo largo de todo el proceso productivo, incluyendo la cosecha en campo y la manipulación en nuestras instalaciones, pudiéndonos así sumar a las grandes cadenas de supermercados y grandes distribuidoras, ofreciendo un plus de confianza a nuestros clientes”.

Para seguir asegurando nuestro producto estrella, el espárrago, en García Narváez SL hacemos anualmente auditorías externas e internas con certificadoras independientes “porque creemos que certificar una gestión alimentaria es tan beneficioso a nivel interno para nosotros, como para nuestros clientes”.

Para Jesús María Pegalajar Cano, nuevo Director de Marketing de CONGANA este nuevo certificado viene a mejorar aún más el posicionamiento de la marca conservera CONGANA como referente de calidad y con una decidida apuesta por las buenas prácticas sociales y un compromiso firme y claro ante las necesidades de seguridad e higiene alimentarias, más aún en esta situación de estado de alarma ante la pandemia por el coronavirus.
Más información sobre CONGANA

Conservas vegetales Garcia Narváez es un negocio 100% familiar de maestros conserveros que lleva operando desde el año 1999 con una innegable proyección nacional, comprometido con nuestra tierra y avalado con varios premios y distinciones. Actualmente Conservas vegetales Congana se encuentra en la segunda generación familiar, y da trabajo en la localidad de Bédmar a casi 150 personas en su fábrica de conservas cuando llegan las campañas agrícolas.

El negocio se ha convertido en una industria pujante generadora de empleo y riqueza en Sierra Mágina. Conservas vegetales Congana exporta parte de su producción a varios países de la Unión Europea y en el mercado nacional está presente prácticamente en todo el canal agroalimentario (mercado mayoristas, grandes superficies, pequeños supermercados y tiendas delicatesen), al tiempo que forman parte de las cocinas de destacados restaurantes de Andalucía, algunos de ellos con la distinción de estrellas michelín.

Además Conservas vegetales Congana apuesta por la economía sostenible y la calidad del agua de las Sierras de nuestra provincia y cumple con un compromiso que se convierte en una máxima empresarial: trabajar mano a mano con los pequeños productores, que miman su producto y son la base de la materia prima de Congana para ofrecer nuestro producto final: espárragos de Úbeda y Jaén con una decidida apuesta por el pequeño agricultor de la provincia de Jaén.