Publicidad

PROVINCIA.- Esta mañana se ha mantenido una reunión interna de urgencia, en el Parque de Bomberos de la ciudad, que ha congregado a los miembros de la Administración local que forman parte del Plan de Emergencia Municipal.

Como ha destacado la alcaldesa de Úbeda y directora del Plan de Emergencia Municipal, Antonia Olivares, el encuentro ha tenido dos objetivos. Por un lado, revisar las medidas que se tomaron por el Excelentísimo Ayuntamiento de Úbeda, a través de decreto, el pasado viernes, 13 de marzo, que entraron en vigor desde el mismo momento de su publicación y que se encuentran actualmente activas. Por otro lado, se han analizado los artículos del Real Decreto 463/2020 por el que se declaró el ‘Estado de Alarma’ para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, anunciado por el Gobierno Estatal en la tarde de ayer y así ver cómo afecta a la vida diaria de los ciudadanos de nuestra localidad y a los trabajadores municipales, con la intención de reforzar y añadir medidas nuevas.

Esta reunión de coordinación, ha seguido comentando Olivares, se trata de una acción responsable por parte del Gobierno local, para llevar a cabo las acciones necesarias y obligatorias a fin de ayudar a erradicar el contagio del COVID-19. “Estas medidas, tomadas hoy, las expondremos en la reunión del próximo lunes del Plan de Emergencia Municipal que se celebrará el próximo lunes para que se adopten de manera formal”, ha concretado.

La directora del PEM ha señalado que el último Real Decreto publicado por el Gobierno de la nación afecta a la localidad en dos vertientes. Como ya sabe la ciudadanía, una está orientada al tránsito de las personas por la vía pública, que resulta muy restrictivo (solo para la adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y primera necesidad; asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios; desplazamiento al lugar de trabajo para efectuar su prestación laboral, laboral o empresarial; retorno al lugar de residencia habitual; asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables; desplazamiento a entidades financieras y de seguros; por causa de fuerza mayor o situación de necesidad; cualquier otra actividad de análoga naturaleza que habrá de hacerse individualmente, salvo que se acompañe a personas con discapacidad o por otra causa justificada), y la apertura excepcional de algunos establecimientos (establecimientos comerciales minoristas de alimentación, bebidas, productos y bienes de primera necesidad, establecimientos farmacéuticos, médicos, ópticas y productos ortopédicos, productos higiénicos, peluquerías, prensa y papelería, combustible para la automoción, estancos, equipos tecnológicos y de telecomunicaciones, alimentos para animales de compañía, comercio por internet, telefónico o correspondencia, tintorerías y lavanderías), que viene debidamente regulada en el Real Decreto 463/2020 publicado en el BOE ayer sábado, 14 de marzo.

La otra vertiente, tiene relación con el propio funcionamiento interno de las áreas municipales. “Tomamos unas decisiones el viernes, que hay que volver a revisar, siguiendo las recomendaciones del Gobierno central y que haremos efectivas una vez pasen el lunes por la reunión del Plan de Emergencia Municipal”, ha sentenciado.