Publicidad

JAÉN.- Como se ha hecho a lo largo de los siglos, el Santo Rostro ha bendecido al pueblo de Jaén frente a la pandemia del Coronavirus.

En un sencillo acto, a puerta cerrada en la Catedral de Jaén, el Obispo de Jaén, Don Amadeo Rodríguez Magro, ha orado delante del Santo Rostro pidiendo la protección de todos los jiennenses frente al Coronavirus. Del mismo modo, Monseñor Rodríguez Magro ha querido tener presente en su rogativa a toda la población, en especial a los enfermos y fallecidos a causa de este virus. Antes de concluir, ha pedido la intercesión de María, madre de Dios y madre nuestra.