Publicidad

JAÉN.- CSIF Jaén denuncia la nefasta gestión que Atento, empresa multinacional e instalada en Jaén con alrededor de 450 trabajadores, está llevando del estado de alarma declarado por el Gobierno en todas España. En este caso, todos los empleados y empleadas de Atento en Jaén están poniendo en riesgo su salud y por ende, las de sus familias, debido a la nula protección y prevención en el centro de trabajo.

Ante el Estado de alarma declarado por el Gobierno, las medidas que ha tomado Atento son las siguientes: unos carteles de como saludar al coronavirus, un incremento de la limpieza de las instalaciones y el cierre de las salas de descanso, para que comamos en nuestro puesto de trabajo.

Sin embargo, desde CSIF no entiende como no se han tenido en cuenta el problema de los baños, la separación obligatoria de un metro en el puesto de trabajo, ni siquiera se han entregado unos mínimos kits de higiene básicos para cada trabajador, como guantes, mascarillas o limpieza para auriculares y teléfono.

Asimismo, el sindicato añade que los trabajadores que acuden al centro de trabajo en transporte público, también se ponen en riesgo durante el trayecto.

“La empresa debería enviarnos a trabajar desde casa, ya que tienen los medios y facilidades para poder hacerlo. Porque lo ha hecho con los empleados de estructura que llevan trabajando desde sus casas desde hace una semana, ya que sabían lo que venía, sin embargo, las medidas no son para todos las mismas y eso no lo podemos consentir ni por sentido común ni por salud pública”, manifiestan algunos empleados de Atento.

Desde CSIF Jaén consideramos esta situación de preocupante por su salud y la de sus familias, así como por la propagación del virus si no se toman inmediatamente, medidas más drásticas y por lo tanto más efectivas por parte Atento.