Jaén suspende las procesiones de Semana Santa

0
1024
Publicidad

JAÉN.- No hay vuelta atrás. La Semana Santa de Jaén no se va a celebrar este año. A la estela de las grandes ciudades andaluzas, la capital jiennense no va a ser una excepción y este año las cofradías no realizarán sus estaciones de penitencia. Ya esta mañana, la cofradía y hermandad de la Buena Muerte anunciaba la suspensión de todos sus actos, incluida su procesión del Miércoles Santo.

Ahora esuna decisión de la Agrupación de Cofradías y Hermandades que afectará a toda la Semana Santa desde el Domingo de Ramos hasta el de Resurrección. «Debido a la crisis sanitaria que venimos padeciendo a consecuencia de la pandemia provocada por el denominado “coronavirus”, el Gobierno de España ha declarado el Estado de Alarma conforme autoriza el art. 116 de la Constitución y la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, que lo regula», señalaban en una comunicado.

Además añadían que «concurriendo esta causa de fuerza mayor y siguiendo las pautas que de forma unívoca emanan de las distintas Autoridades Sanitarias de todas las administraciones y, al mismo tiempo, de las recomendaciones pastorales de la Conferencia Episcopal y tras la conversación mantenida esta misma mañana con el Obispo y Pastor, Amadeo Rodríguez, y con Julio Millán, Alcalde de Jaén, asumimos que la celebración de las procesiones tradicionales como expresión de devoción popular en las calle no coadyuvan a los esfuerzos que todos debemos imponernos para contener la propagación del coronavirus. Por estas razones y por unanimidad de todas y cada una de las Cofradías y Hermandades de Pasión que componen esta Agrupación de Cofradías y Hermandades de común acuerdo firmamos este comunicado considerando la Suspensión de las procesiones por las vías públicas de Jaén, en la Semana Santa del año del Señor 202″0.

Esta adversidad, sin embargo, desde el punto de vista religioso es a la vez oportunidad, señalan, de seguir viviendo la Cuaresma y la Semana Santa con alternativas más creativas y arraigadas para la vida espiritual como pueden ser: la oración, el ayuno y la caridad.