Publicidad

JAÉN.- El equipo de Gobierno de la Diputación Provincial de Jaén se ha reunido hoy de manera extraordinaria con el fin de adoptar nuevas medidas en relación a la crisis sanitaria del coronavirus. Entre las propuestas acordadas para prevenir y contener el COVID-19 y proteger así a la ciudadanía, se ha decidido que a partir de mañana y durante las dos próximas semanas permanecerán cerrados todos los centros e instalaciones dependientes de la Administración provincial que están abiertos al público, como el Palacio Provincial, el Centro Cultural Baños Árabes, el Antiguo Hospital de San Juan de Dios o el Museo de la Batalla de las Navas de Tolosa.

Además de esta medida, se ha tomado la determinación de suspender todos los actos sociales previstos para los próximos 15 días: actividades culturales, deportivas y eventos de cualquier tipo que organice la Diputación, desde la que también se hace un llamamiento a la responsabilidad de la sociedad civil para que siga las indicaciones y recomendaciones realizadas por las distintas administraciones para frenar los contagios y los efectos de esta crisis sanitaria. Igualmente se ha aprobado la creación de una comisión que será la encargada de adoptar futuras acciones y qué decisiones se toman una vez que pasen estas dos semanas.

Por último, y respecto a la actividad ordinaria de esta institución, sus órganos colegiados se seguirán reuniendo conforme a los plazos que marca la ley, aunque con el mínimo de integrantes que se necesitan para su normal funcionamiento: catorce diputados en el caso de las sesiones plenarias, seis en la junta de gobierno y cinco en las comisiones informativas de las distintas áreas de esta administración.

Estas medidas se suman a las que previamente se habían puesto en marcha en los días previos y las que ayer mismo aprobó el Comité de Seguridad y Salud de la Diputación, desde priorizar en los servicios de atención al público la atención telefónica y telemática hasta evitar reuniones de trabajo en la medida de lo posible y fomentar como alternativa el uso de la videoconferencia, aplazar viajes de trabajo no imprescindibles, posponer por el tiempo imprescindible los cursos y actividades formativas de carácter presencial y flexibilizar la jornada de trabajo para personal con dependientes a su cargo, siempre que se vean afectados por el cierre de centros educativos o de mayores. Además, y en supuestos debidamente justificados, se van a permitir modalidades no presenciales de trabajo, como el teletrabajo para mujeres embarazadas y personas en riesgo por sufrir patologías previas y se reorganizarán turnos cuando sea necesario.

A estas medidas, que con carácter general se aplicarán a todos los empleados públicos de la Diputación, se agregan las específicas para las residencias asistenciales Santa Teresa y López Barneo, donde se ha decidido restringir el acceso a fin de evitar contagios; la realización de talleres formativos dirigidos a residentes para que conozcan estas medidas preventivas y sepan por qué sus familiares no acuden a visitarlos y se han efectuado recomendaciones para garantizar que los riesgos para los residentes se minimicen, además de que por supuesto se suspenden las actividades externas con este colectivo.

Por último, se ha instado a la ciudadanía a que utilice los cauces electrónicos para dirigirse a la administración a fin de evitar la afluencia masiva de personas en los servicios, para lo cual se ha habilitado en la intranet de la Diputación un enlace a toda la información relativa a las medidas y la situación en la que se podrá incluso acceder a las actas de este Comité de Seguridad y Salud.