Jaén Rugby vence en Sevilla y depende de sí mismo para ser campeón de liga

0
230
Pulido en carrera hacia su segundo ensayo.
Pulido en carrera hacia su segundo ensayo. FOTO: Nerina Iantorno
Publicidad

JAÉN.- La suerte está echada. Tras su victoria por 14-51 ante CAR Sevilla, a Jaén Rugby sólo le queda un partido por jugar para ser campeón del Grupo C de División de Honor B. Por jugar y por ganar, porque tiene dos puntos de ventaja sobre su perseguidor, AD Ing. Industriales.

Los sevillanos aprovecharon el saque inicial y su frescura para atacar la 22 jiennense hasta conseguir el primer ensayo de partido. Defendió bien Jaén Rugby las primeras acometidas de CAR Sevilla y consiguió robar el balón, pero la patada para sacarlo del campo se quedó corta. En la contra, saque lateral a favor de los locales sobre la línea de 5 metros y ensayo de su capitán, Miguel Echecopar, que fue transformado por Martín Mondenutti. El 7-0 inicial que reflejaba el marcador a los 5 minutos de partido fue el único momento en el que los locales fueron por delante.

La ventaja duró 4 minutos. Timoti Marr sumó los primeros 5 puntos para el equipo jiennense. Volvía el neozelandés a la línea de tres cuartos e hizo valer su corpulencia para evitar un placaje y posar el balón en la zona de ensayo. Dos veces había perdido el balón Jaén Rugby en esos cuatro minutos y dos veces lo recuperó hasta el ensayo.

Este comienzo trepidante en ataque dio paso a una fase de juego en la que se impusieron las defensas de ambos equipos. El XV arlequinado de Sevilla tenía bien estudiado a su rival e impedía que los jiennenses circularan el balón. Incluso sacaba rápido el balón de las melés, donde Jaén Rugby hacía valer sus kilos. La presión de ambas cortinas defensivas provocaba el fallo del rival y no había un equipo dominador del juego. A la media hora una patada profunda a punto estuvo de convertirse en el segundo ensayo local, pero el zaguero Mauro Macchi la neutralizó. 

Al filo del descanso los verde oliva consiguieron trenzar dos jugadas con más de diez fases cada una, moviendo bien el balón y percutiendo una y otra vez contra la defensa sevillana. Más de tres minutos con el balón en su poder que culminó Joey Marston desde el ala con el segundo ensayo jiennense. La primera parte acabó con un 7-10 en el marcador. Facu Rutolo no sumó ninguna transformación.

La charla del descanso activó a los jiennenses que, una vez sonó el silbato, anotaron tres ensayos en menos de 10 minutos. El primero nuevamente de un imparable Marr a los 4 minutos. Nada más sacar de centro, el neozelandés rompió la línea defensiva con una gran carrera y le dejó el balón a Marston –jugando de ala-  para que anotara sin oposición un nuevo ensayo. Esta vez sí hubo transformación de Facu Rutolo. Y el tercero lo anotó Nandi Pulido 40 segundos después del saque de centro. Rutolo también pasó entre palos esta patada.

Reaccionó desde el banquillo José Ignacio Moreno y refrescó la delantera del CAR Sevilla. Pero a estas alturas de partido, con 7 a 27 en el marcador, los esfuerzos de la primera parte ya habían pasado factura a un equipo con muchos jugadores jóvenes sobre el césped. También movió ficha el técnico del equipo jiennense. Juan Alfredo Cerván sentó a los canteranos Juan Sánchez y Miguel Ángel Chaikhiev por Juan Navarrete y Mariano Expósito. Fue Navarrete quien sumó un nuevo ensayo a los 18 minutos de la segunda parte recibiendo el balón desde la melé. 

Uno de esos jóvenes del equipo sevillano, Álvaro Muñoz, anotó el segundo ensayo local y sumar siete puntos gracias a la transformación. Los sevillanos defendían los ataques cada vez con más dificultad. Y los jiennenses dominaron el juego en estos minutos finales. El balón viajaba de lado a lado del campo, de mano en mano buscando un resquicio. Lo encontró Marr con un pase al límite sobre Pulido para que el ala corriera hasta la zona de ensayo. 

La delantera jiennense merecía el suyo. Y lo logró en el minuto 70. Había mostrado su superioridad en la melé y, en esta jugada, también en la “touch”. Tras el saque, los jiennenses recorrieron casi 20 metros empujando un “maul” hasta que el talonador, Emiliano Gómez, posó el balón en la zona de marca. Con el tiempo casi cumplido y con un jugador más, Marston consiguió un tercer ensayo en su cuenta particular y Rutolo cerró el marcador con su transformación.

Jaén Rugby se marcha a la jornada de descanso con 95 puntos. La liguilla de ascenso está asegurada, sólo queda saber qué bombo le corresponde en el sorteo. La ilusión es que sea en el de los campeones de grupo. No será fácil. El rival del último partido será CAU Madrid, aunque Jaén Rugby tendrá el factor campo a su favor.