Publicidad

PROVINCIA.- El delegado territorial de Educación y Deporte, Antonio Sutil, se ha reunido con los alcaldes de siete de los nueve municipios que conforman la comarca de Cazorla: David Rodríguez, de Peal de Becerro, Iván Cruz, de Pozo Alcón, Cazorla, Daniel Sánchez, de La Iruela, Francisco Jiménez, de Santo Tomé, Manuel Vallejo, de Quesada, Antonio José Rodríguez, de Cazorla y Ángel Padilla, de Huesa. No ha asistido, por motivos laborales, los regidores de Chilluévar, José Luis Agea y el de Hinojares, Marom Martínez, quienes también están incluidos en la mesa de trabajo.

El objetivo del encuentro es liderar, desde la Delegación Territorial, un ambicioso plan estratégico que adapte la formación profesional de la comarca al tejido productivo y a las demandas laborales de la zona, de manera que se establezca una estrategia conjunta y un rendimiento correlativo entre los técnicos de Educación, las administraciones locales y los sectores económicos. Antonio Sutil explica que este trabajo coordinado busca desembocar en un “triple beneficio”: “en primer lugar, reforzamos el acceso a la formación de los ciudadanos de estos municipios, lo que les va a permitir incrementar sus posibilidades de incorporarse al mercado laboral”, explica Sutil. “En segundo lugar, esos puestos de trabajo se podrán desempeñar en su entorno familiar, de manera que se evitaría, a su vez, la despoblación”, añade. Por último, “el tejido empresarial, el ámbito agrario y el sector servicios se verán reforzados puesto que obtendrán el personal cualificado que requieren para sus negocios, potenciando, de esta forma, el desarrollo económico”.

Durante el encuentro, el delegado de Educación ha incidido, especialmente, en el peso que tiene el olivar en la economía de la comarca y en la “necesidad de establecer una oferta formativa que se adapte a las exigencias de este sector en la actualidad”. “Somos líderes en la extracción y comercialización de un producto que es oro líquido y tenemos la responsabilidad, como administración, de apoyar y poner a disposición de los agricultores y empresarios locales todos nuestros recursos para adaptar el sector al mercado a través de la especialización y de planes de comercialización eficaces”. A su vez, ha resaltado el potencial turístico y el valor medioambiental de la comarca, otros factores que deben ser puestos en valor y reforzados desde las instituciones.

En este sentido, Sutil ha detallado que, durante las reuniones de trabajo, la función principal de los regidores municipales será la de servir de enlace entre los agentes económicos de la zona y la administración educativa, por su parte, la Delegación diseñará un Plan Director en el que se recojan las aportaciones tanto de las entidades locales como de los centros y equipos didácticos para redistribuir la oferta formativa y configurar familias profesionales que se adecuen al entorno. “ Los ayuntamientos son la institución más cercana al ciudadano, la que mejor conoce las necesidades de los habitantes, por lo que ellos tienen la visión más amplia y más real del terreno y, por tanto, su colaboración es vital e indispensable”, ha apuntado.

“Este es el mejor ejemplo del tipo de actuaciones que se quieren llevar a cabo desde la Consejería de Educación: basadas en la colaboración institucional, en el trabajo programado y adecuado a la realidad y, ante todo, en una máxima que ha marcado el consejero, Javier Imbroda, desde su toma de posesión: dejar la política fuera de las aulas, independientemente del nivel formativo”, concluye Sutil.

Apuesta por la formación profesional ante el desafío de la despoblación
En Andalucía, se han ofertado en el último curso 4.000 plazas más en FP y casi 600 nuevos proyectos de FP Dual. En Jaén, la oferta para el curso actual ha sido de 6.751 plazas, repartidas en Formación Profesional Básica, Ciclos Formativos de Grado Medio y Ciclo Formativos de Grado Superior, 243 más que el anterior año académico.

“Es prioritario reformar la formación profesional para conseguir que los jiennenses, especialmente los de las zonas rurales, donde la despoblación es un problema grave, dispongan de un proyecto de futuro en su lugar de origen”, indica el delegado. En este sentido, remarca que es fundamental “que esta oferta formativa se adapte a las necesidades estratégicas de cada zona, por lo que se está trabajando para diseñar un plan integral en coordinación con los sectores productivos de cada municipio”. Por ello, la apuesta de la Consejería es incrementar la Formación Profesional Dual, es decir, aquella que combina la formación teórica y práctica recibida en un centro educativo con la actividad específica en un centro de trabajo. “Gracias a esta modalidad, el alumnado consigue una formación aprendiendo en un entorno laboral real, en contacto directo con la realidad profesional, de una forma práctica y mejorando no solo las competencias profesionales, sino también las habilidades sociales, interpersonales y el sentido de la responsabilidad”, indica Sutil. A la vez, se fomenta que los alumnos se estabilicen en la zona “paliando, en consecuencia, la emigración de la población local”.